Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las cabinas médicas son presurizadas, lo que impide que las partículas suspendidas en el aire entren en la cabina, manteniendo aire limpio y filtrado siempre.
Las cabinas médicas son presurizadas, lo que impide que las partículas suspendidas en el aire entren en la cabina, manteniendo aire limpio y filtrado siempre. (Pablo Martínez)

El reto que implica para los profesionales de la salud atender a los pacientes en medio de esta pandemia del COVID-19 fue lo que impulsó a dos empresas puertorriqueñas a diseñar y manufacturar cabinas médicas seguras que permitan hacer la labor de una manera protegida.

Javier Rodríguez O’Neill, presidente de JERO Industrial, fue el creador de la idea. Contó a El Nuevo Día que su esposa es médico y a él le preocupaba cuán segura ella estaba en el hospital que labora en Bayamón. “Empecé a identificar medidas de protección para áreas que entendía descubiertas”, dijo el empresario, quien se enfocó en el área del contacto directo del personal médico con el paciente.

Con el toque de queda, JERO Industrial, que diseña e instala equipo industrial  —tales como compresores y secadores de aire comprimido, máquinas industriales de lavado a presión, tanques de diésel— en Puerto Rico y el Caribe estaba casi paralizado, así que diseñó las cabinas y contactó a su cliente EQ Plastic & Designs (empresa local que fabrica muebles y mostradores en acrílico, metal, PVC y otros materiales), para trabajar en la manufactura de la nueva línea, la que han denominado HEROES.

“No nos toca de otra que reinventarnos. No sólo por nuestra supervivencia y tratar de mantener en nómina una veintena de empleados entre ambas empresas, sino porque nuestros primeros respondedores necesitan seguir atendiendo a nuestra gente de una manera segura y confiable”, expresó.

Explicó que la línea viene en cuatro modelos, todas cabinas médicas presurizadas y seguras, que le permiten a médicos, enfermeras, tecnólogos y otros miembros del equipo médico brindar los servicios de salud, mientras están protegidos a la exposición del COVID-19.

 “La línea HEROES está pensada y diseñada con tecnologías y características utilizadas en cuartos limpios de hospitales para minimizar en un mayor por ciento, situaciones de contagio entre ambos por el COVID-19 y cualquier otra enfermedad de transmisión por contacto o por vías respiratorias”, sostuvo Rodríguez O’Neill.

Las cabinas son portátiles, construidas en aluminio y acrílico, y miden 48 x 48 pulgadas por siete pies de alto. Traen su propia unidad de acondicionador de aire, están listas para conectarse a un toma corriente y son presurizadas, lo que impide que las partículas suspendidas en el aire entren en la cabina, ya que el sistema renueva el aire interior más de 20 veces por hora, manteniendo aire limpio y filtrado siempre. Además, están equipadas con conexión Ethernet y de telefonía para que el médico pueda tener acceso a la red del centro de salud u hospital.

“El propósito es usarlas para atender pacientes sin que este tenga que entrar a oficinas cerradas o a salas de emergencia, y evitar así posibles contagios”, indicó. Al momento, hay varios hospitales que tienen mesas o carpas frente a sus instalaciones y las cabinas pueden instalarse ahí, o en el interior.

Una de las cabinas está diseñada como recibidor para que los anfitriones atiendan a los pacientes y estos se registren, con un riesgo mínimo de exposición. Trae una bandeja para colocar la tarjeta del plan médico o materiales como mascarillas, batas o guantes.

Otro modelo es la cabina para evaluación médica, en la que el doctor recopila la información del paciente y lo evalúa de forma segura sin contacto directo. Hay cabinas sencillas y dobles, y vienen con bolsas integradas para que el galeno entre sus manos y el estetoscopio.  El diseño funciona para examinar al paciente del torso hacia arriba.

El tercero está especialmente diseñado para recoger muestras de las vías respiratorias superiores sin contacto directo. El cuarto modelo está diseñado para tomar los vitales, y tanto este como el tercero tienen guantes. Hay además cabinas para colocar en los laboratorios.

“Tenemos la capacidad de diseñar y construir las cabinas, según la necesidad del personal médico”, sostuvo el presidente de JERO Industrial, quien indicó que para órdenes y más información pueden acceder a www.safemedicalbooth.com.

 Además de toda la tecnología y características que incluyen todos los modelos de la línea HEROES, existen opciones adicionales disponibles, como sistema de auto desinfectado por niebla y sistemas de purificación de aire por luces ultravioletas, entre otros. Hospitales, planes médicos, clínicas, oficinas médicas y otras entidades gubernamentales, privadas o federales, en y fuera de Puerto Rico que brindan servicio a la comunidad se pueden beneficiar de este nuevo portafolio de productos.

“Puerto Rico no sólo tiene empresarios comprometidos con el bienestar de nuestro pueblo, sino que tiene el potencial de adaptarse para sobrevivir y proveer productos de excelencia en el peor de los escenarios. Nadie cuida mejor a nuestra gente que los mismos boricuas y por eso no hemos escatimado recursos ni tiempo a la hora de desarrollar esta línea de HEROES para nuestros héroes”, agregó el entrevistado.