El Departamento de la Vivienda hizo disponibles los primeros $25 millones de un programa de ayuda a Pymes afectadas por el huracán María. En la foto, la destrucción que causó el ciclón al casco urbano de Arecibo el 20 de septiembre de 2017.
El Departamento de la Vivienda hizo disponibles los primeros $25 millones de un programa de ayuda a Pymes afectadas por el huracán María. En la foto, la destrucción que causó el ciclón al casco urbano de Arecibo el 20 de septiembre de 2017.

El secretario de la Vivienda (DV), Luis Carlos Fernández Trinchet, señaló que la agencia ya ha hecho disponibles los primeros $25 millones de unos $225 millones asignados al programa de financiamiento para pequeñas y medianas empresas asociado a los fondos de recuperación del huracán María.

De igual forma, Fernández Trinchet está a la espera que decenas de municipios puedan completar los trámites requeridos para acceder a sobre $620 millones también disponibles.

Según Fernández Trinchet, a la fecha el programa ha recibido unas 1,700 solicitudes a través del Banco de Desarrollo Económico (BDE), dependencia que tiene a su cargo implementar la iniciativa y que tiene como objetivo ayudar a las empresas a recuperarse del impacto del huracán María en sus operaciones.

En contraste, apenas 24 municipios, han completado los trámites para recibir los fondos disponibles, lamentó Fernández Trinchet.

En el caso del BDE, el programa comenzó a recibir solicitudes hace unas semanas, pero según Fernández Trinchet, la pandemia ha dado al traste como el proceso de trámite de estas. Aunque el BDE designó un equipo de unas 60 personas para asistir a las microempresas y empresas que soliciten al programa, apenas 10 empleados trabajan en remoto desde sus hogares.

“Estamos haciendo webinars, estamos educando”, dijo Fernández Trinchet al revelar que a pesar de los muchos esfuerzos de la agencia, los ayuntamientos parecen tan abrumados con las emergencias y la complejidad procesal impuesta por el gobierno federal que el proceso de cualificación no avanza.

El programa de financiamiento a Pymes y los dos programas de asistencia directa a municipios son parte de las 14 iniciativas que el DV ya ha puesto en vigor para desembolsar los primeros $3,200 millones asignados a Puerto Rico a través del Disaster Community Development Block Program (CDGR-DR).

En el caso de los dos programas municipales, los ayuntamientos no tienen que competir por los fondos pues son asignados considerando la población que sirven.

El pasado domingo, El Nuevo Día reveló que el gobierno recibiría alrededor de $89,000 millones en fondos federales como resultado del huracán María, los terremotos que afectaron al sur a principios de año y la pandemia del coronavirus.

Aunque la mayor parte de los fondos ya desembolsados han llegado a través de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), se espera que los fondos que administra Fernández Trinchet desde el DV tengan el mayor impacto económico y en infraestructura.

Al presente, bajo CDBG-DR y excluyendo fondos para proyectos de vivienda, apenas se han desembolsado $72 millones.

Del total de fondos asignados a Puerto Rico, se han obligado a la isla poco más $20,000 millones, pero el proceso para convertir esos fondos en inversiones de infraestructura, obras permanentes y fortalecimiento de la capacidad humana y empresarial de la isla ha estado plagado de complejidades burocráticas e incluso, un trato discriminatorio a la isla, según el Centro para Una Nueva Economía (CNE).

Capital operacional por hasta seis meses

De acuerdo con Fernández Trinchet, a la fecha, la mayor parte de las solicitudes recibidas bajo el programa de financiamiento a Pymes, ha sido radicadas por empresas que, en promedio, emplean unas ocho personas.

Sin embargo, el programa está segmentado entre microempresas, que emplean cinco personas o menos, y empresas pequeñas.

Según Fernández Trinchet, el programa provee capital de operaciones por hasta seis meses para pagar partidas como el agua, la luz, el teléfono, los servicios de internet y hasta cubrir la nómina de ciertos empleados al igual que para compra de equipos.

El programa contempla que los solicitantes seleccionados puedan recibir hasta $50,000 como subvención o un préstamo para cubrir los objetivos elegibles que tenga la empresa.

De acuerdo con las guías del programa, las empresas que sufrieron daños físicos o pérdidas monetarias por el huracán María.

El programa busca que las empresas puedan retener sus trabajadores o atender las necesidades del negocio que no pudieron cubrir como resultado del ciclón. Las empresas seleccionadas estarán sujetas a revisiones del programa CDBG-DR, presentar informes y mantener registros y documentación sobre las gestiones realizadas.