El secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea.
El secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea. (Ramón “Tonito” Zayas)

El secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea, defendió esta noche los embargos que efectúa la agencia para cobrar lo adeudado, señalando que un 86% de estos trámites contra contribuyentes deudores sí proceden.

Según Parés Alicea, los embargos se llevan a cabo según los procedimientos establecidos y toca a los contribuyentes y sus representantes “no ignorar” las comunicaciones de la agencia.

“Los procedimientos de embargo que realiza el Departamento son correctos en un 86%. Según nuestra información histórica, 9 de cada 10 proceden”, dijo el secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea en una declaración enviada esta noche a El Nuevo Día.

“Siempre pueden ocurrir errores, pero los casos de embargo que se ejecutan han sido evaluados cuidadosamente”, agregó Parés Alicea, quien sostuvo que la agencia tampoco impone penalidades de manera arbitraria.

“Instamos a los representantes de los contribuyentes a que no ignoren las notificaciones que enviamos constantemente a través de las cuentas en SURI y por correo certificado. A los ciudadanos también los exhortamos a estar bien informados sobre su estatus contributivo. Vengan al Departamento antes de que Hacienda proceda con este último paso de cobro”, indicó Parés Alicea.

Las expresiones de Parés Alicea fueron la respuesta del funcionario a un reclamo del Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CCPA), organización que solicitó poner un detente a los embargos que deben consumarse entre el pasado 9 y el próximo 22 de mayo ante la supuesta incapacidad de Hacienda de atender este tipo de caso.

Según el CCPA, el mes pasado, justo cuando se trabajaba en la temporada contributiva 2021, Hacienda envió una cantidad “significativa” de embargos, pero no la agencia no cuenta con mecanismos para que las contribuyentes puedan presentar evidencia o efectuar alguna transacción que impida la congelación de sus cuentas.

De acuerdo con Parés Alicea, el embargo es la última acción que toma la agencia para cobrar lo adeudado y antes de que se ejecute, se envía un “aviso de embargo” al deudor, por correo certificado con acuse de recibo. A partir de la fecha de esa notificación, según el funcionario, el deudor tiene 30 días para satisfacer la deuda ante la agencia o aclarar la situación.

Sin embargo, en su carta, el reclamo de los CPA se centra precisamente, en que la agencia ha activado embargos cuando ya tiene en su poder la evidencia para no proceder con estos o concluye que se ha producido “un error matemático” y ajusta las planillas del contribuyente sin que este pueda alegar su caso.

“No estamos imponiendo penalidades arbitrariamente, no obstante, nuestras puertas están abiertas para atender aquellos casos aislados donde los contribuyentes entiendan que no proceden las determinaciones hechas por los Negociados de Rentas Internas”, agregó Parés Alicea.

Según la carta del presidente del CCPA, la falta de recursos en Hacienda ha resultado en una avalancha de personas en las oficinas de cobro de la agencia y según relatos de sus miembros, de solicitarse una cita para detener un embargo o un trámite similar, la fecha más cercana sería el próximo 22 de junio.

💬Ver comentarios