Antigua tienda Pitusa en el Centro Comercial Bayamón Oeste. (Archivo)

Trabajador, reservado, de buen carácter, atento y nada arrogante. Así describen a Israel Kopel, los que lo conocieron a lo largo de su fructífera carrera empresarial en Puerto Rico. El empresario falleció el Viernes Santo tras complicaciones de salud relacionadas con el corazón.

💬Ver comentarios