Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Carlos Benítez cuenta con tres helicópteros para ofrecer el servicio, en el que aspira servir a 800 personas diarias de aquí a cinco años. (david.villafane@gfrmedia)
Carlos Benítez cuenta con tres helicópteros para ofrecer el servicio, en el que aspira servir a 800 personas diarias de aquí a cinco años. ([email protected])

El típico chinchorreo boricua toma otra dimensión con la llegada de Puerto Rico HeliTours, ya que la empresa te transporta desde Bahía Urbana a restaurantes en la montaña o en la costa.

Ya sea que la familia se antoje de comer en Salitre en Arecibo, Roca Dura en Orocovis o en La Vecindad Steakhouse en Barranquitas o que quieras disfrutar con amistades en El Asador San Miguel en Naranjito o en Hacienda Marabó en Adjuntas, puedes llegar a cualquiera de estos negocios en pocos minutos y sin el estrés del tapón.

¿Y qué tal un viaje que incluya almuerzo en la montaña, refrigerios a media tarde en una acogedora barrita, ver el atardecer en Rincón y hasta cenar en el parador Villa Cofresí?  Pues, esa es la experiencia que ya han vivido decenas de clientes que han reservado en los últimos dos meses el nuevo “tour del chinchorreo” de Puerto Rico HeliTours.

El costo de estos viajes fluctúa entre $1,500 y $2,000 por vuelo para tres o seis personas.

Desde mañana miércoles, la empresa relanzará el servicio de transportación aérea desde Bahía Urbana en Viejo San Juan. La inversión alcanzó los $3.15 millones.

En entrevista con el capitán Carlos Benítez, fundador de Puerto Rico HeliTours, este indicó que su objetivo es que los recorridos en helicóptero se conviertan en viaje obligado de todo turista, ya sea local o del exterior, para que disfruten las bellezas de la isla o simplemente para transportarse más rápido a su destino.

El negocio cuenta con tres helicópteros -con cabida para tres o seis pasajeros- y operará los siete días, de 8:00 a.m. a 9:00 p.m.

Desde el año 2016, Benítez y su equipo han dado servicio de transportación en helicóptero desde Cataño a Bahía Urbana durante las fiestas de la calle San Sebastián, y en el 2014 comenzaron los “tours” para los clientes del restaurante La vecindad del Chavo en Barranquitas.

“Esta es la primera vez que en Puerto Rico se ofrecerá un servicio continuo de ‘tours’ en helicóptero. Queremos que la isla sea un destino de experiencia, que el mundo entero sepa que puede ver las bellezas de Puerto Rico desde los aires, tal y como hacen cuando visitan Nueva York o Las Vegas”, dijo Benítez, quien destacó que su empresa es la única compañía certificada como guía turístico en aviación por la compañía Aquila, la cual adiestra a operadores turísticos y los certifica para que estén aptos para servir a las líneas de crucero.

left
left

Puerto Rico HeliTours ofrecerá viajes de día y de noche. “Son viajes súper seguros y bien diferentes”, comentó el capitán. Entre las opciones hay un recorrido que dura entre cinco y siete minutos y cubre la costa de San Juan, el Capitolio, el Centro de Convenciones, el Castillo San Cristóbal, la barriada La Perla y el Morro -que es una de las vistas más espectaculares-, a un precio de $75 por persona; y otro que dura casi 12 minutos y se extiende hasta el último trolley en Ocean Park y cuesta $150 por persona. De noche son los mismos viajes, pero las luces de las diferentes áreas y edificios presentan una experiencia visual distinta.   

Para los turistas de cruceros hay un “tour”, que dura 12 minutos e incluye un recorrido por los principales lugares de San Juan.  

Otro viaje es el denominado “Green Escape” y llega hasta el lago La Plata y el puente atirantado en Naranjito, dura 30 minutos aproximadamente y cuesta $300 por persona. 

“En Puerto Rico no hay un empresario que vea a Puerto Rico tantas veces desde el aire como yo. Lo veo todos los días con otros ojos y siento la vibra de los que viajan conmigo. Es mágico”, expresó Benítez, quien tiene la meta de llegar a transportar 800 personas diarias en un plazo de cinco años. Para ello, planifica construir tres helipuertos adicionales en la zona en ese periodo de tiempo.

El entrevistado es dueño también de Benítez Aviation, empresa dedicada a impartir clases de aviación y a la administración de naves, que incluye desde servicios de piloto, de hangar y de mantenimiento, entre otros.