Logo de Walmart se ve en la fachada de una tienda de la compañía en Walpole, Massachusetts. Walmart dijo que retiró las armas de fuego y las municiones de estantes en sus tiendas en Estados Unidos, debido a la “intranquilidad civil” en algunas áreas. (The Associated Press)

Nueva York — Walmart ha retirado las armas de fuego y las municiones de los estantes de sus tiendas en Estados Unidos debido a la “agitación civil” que se vive en algunas áreas.

La mayor cadena minorista del país vende armas de fuego en aproximadamente la mitad de sus 4,700 establecimientos.

“Hemos visto algunos incidentes aislados de agitación civil y, tal como lo hemos hecho en varias ocasiones en los últimos años, hemos retirado nuestras armas y municiones del piso de ventas como precaución, por la seguridad de nuestros asociados y clientes”, dijo Walmart en una declaración enviada por correo electrónico a The Associated Press el jueves.

La compañía dijo que los productos seguirán a la venta.

La medida se anuncia luego de varios días de protestas, vandalismo y un toque de queda nocturno en Filadelfia antes de las elecciones, luego de que la policía mató a tiros a un hombre de raza negra que tenía antecedentes de problemas mentales.

Walmart tomó una medida similar tras la muerte de George Floyd a manos de la policía, la cual desató una ola de protestas contra la violencia policial y la injusticia racial.

El año pasado, Walmart dejó de vender balas para pistolas y fusiles de cañón corto y les pidió a sus clientes que no llevaran armas de fuego en sus tiendas, incluso donde es permitido por las leyes estatales. La compañía además puso fin a su venta de pistolas en Alaska, en único estado donde las vendía.