El presidente Donald Trump, izquierda, y el director general de Microsoft, Satya Nadella, escuchan al director general de Amazon, Jeff Bezos, en un panel sobre tecnología en la Casa Blanca en junio de 2019. (archivo)

Amazon, el gigante de las ventas por internet y también de los servicios de computación en la nube, pidió al Tribunal federal de Reclamaciones obligar al presidente Donald Trump a declarar en su caso de impugnación a un contrato de $10,000 millones que el Departamento de la Defensa (D0D) le concedió a Microsoft el año pasado.

El contrato en disputa es para la creación del sistema JEDI (Joint Defense Enterprise Infrastructure), que el Pentágono concedió en octubre de 2019 a Microsoft. Antes de esta decisión, el proceso ya había encarado múltiples retrasos y también reclamaciones por parte de los otros dos licitadores, como IBM y Oracle.

La petición de Amazon es parte de una moción presentada esta semana ante el citado foro, en la que la empresa argumenta que el “presidente Trump ha interferido consistentemente en la administración de funciones gubernamentales, incluidas las contrataciones públicas, para avanzar su agenda personal”.

La empresa también alega que Trump, en una venganza personal contra el dueño del Washington Post y fundador de Amazon, Jeff Bezos, influenció indebidamente al Pentágono para escoger a Microsoft por encima de su división Amazon Web Services (AWS), a pesar de que esta tiene la mayor escala global de servicios en la nube y ya contaba con la máxima autorización de seguridad por ser contratista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

“En el verano de 2018, (Trump) ordenó a su entonces secretario de la Defensa Jim Mattis a ‘fastidiar a Amazon’ para que no obtuviera el contrato JEDI”, indica la moción citando transcripciones de diversas fuentes de récord público. “Al no poder convencer al secretario Mattis, el presidente Trump lo reemplazó meses después con Mark Esper. Luego, en una conferencia de prensa de julio de 2019, Trump declaró públicamente que le había encomendado a Esper investigar el contrato JEDI porque “tremendas quejas sobre la contratación con el Pentágono y con Amazon”. Según el escrito, el presidente luego compartió en Twitter un video en el que este contrato se tildaba como “el salvavidas de Bezos”. Poco después, su hijo Donald Trump Jr. usó Twitter para apodar al fundador de Amazon como “No Bid Bezos”, en alusión a que se quedaría sin el contrato federal.

“No es secreto que el presidente Trump siente un disgusto personal por el señor Bezos, Amazon y el Washington Post (propiedad de Bezos)”, afirma la moción que también solicita que se cite a testificar al secretario Esper, su predecesor Mattis y a la jefe de tecnología del DOD, Dana Deasy.

Por ello, la empresa urgió que el tribunal le conceda las peticiones de ordenar un descubrimiento de prueba más profundo y la deposición de los funcionarios de alto nivel, por entender que solo esto “permitirá una presentación completa de los reclamos de mala fe y prejuicio que levanta AWS”.

La moción se publicó este lunes en una versión editada que oculta algunos nombres e información que se presume clasificada o confidencial. Además, la petición en contra de Trump trasciende a días de que culminara el proceso de residenciamiento del presidente que comenzó, precisamente, por denuncias de que usó su posición oficial para adelantar su agenda personal.


💬Ver 0 comentarios