El torneo de golf busca recaudar $750,000 en equipo deportivo para los niños de las escuelas públicas del país.

Tras más de una década de celebrar el Puerto Rico Open (PRO), los organizadores del torneo de golf se han propuesto este año lanzar una campaña masiva para donar $750,000 en equipo deportivo para los niños de las escuelas públicas del país.

Para alcanzar la ambiciosa meta, el PRO se ha unido por primera vez a la organización sin fines de lucro Good Sports, la cual se comprometió a parear $2 por cada $1 que se recaude y convertirlo en uniformes y efectos deportivos, indicó Pedro Zorrilla, productor del evento.

“Esta es la primera vez que un evento deportivo, como el Puerto Rico Open, se une con la promoción de una campaña para aportar a otros deportes, como el baloncesto, el béisbol, el tenis de mesa y el boxeo, además del golf”, manifestó el productor.

Deportistas destacados como José Juan Barea, Iván Rodríguez, Adriana Díaz, Miguel Cotto, Carlos Delgado, Rafael Campos y Mónica Puig, y artistas como Chayanne, se han unido para respaldar a la campaña, denominada Kids Pro Fun. En total, Good Sports donará $1.05 millones, de los cuales $750,000 lo entregará en equipo y uniformes deportivos para los programas de educación física del Departamento de Educación en los distintos municipios.

La gente puede aportar dinero a través de la plataforma de microfinanciación (‘crowdfunding’) denominada CrowdRise, la cual se puede acceder en Facebook bajo Kids Pro Fun.

Hasta ayer, la campaña había recaudado un 35% o $122,897, de los $350,000 que es la meta total. Los donativos pueden ser desde $1, dijo Zorrilla, pues lo que se busca es que todo el mundo pueda contribuir.

Por su parte, David Chafey, expresidente del Banco Popular y quien desde 2017 preside la junta de directores del Abierto de Puerto Rico, indicó que en los últimos dos años el PRO ha donado más de $1 millón a una treintena de entidades locales sin fines de lucro relacionadas con el deporte, la niñez y la juventud, las artes, el medio ambiente y la educación.

Señaló que la filantropía y la ayuda comunitaria es lo que más valoran el PRO y el PGA Tour, principal circuito de golf profesional en Estados Unidos.

“A mí me impactó ver cómo organizaciones pequeñas, que no son muy reconocidas, recibieron cheques; algunas nunca habían recibido un donativo de $25,000”, expresó Chafey. Mencionó que en la junta del PRO figuran también Edwin Pérez de Puerto Rico Supplies, Carlos López Lay, de Bella Group, Carlos Ramírez de Evertec, Carlos Dolagaray, Rafael Rovira, José ‘Pepi’ Suárez y Juan José Román de Triple S, entre otros.

Además de apoyar con equipo deportivo a las escuelas públicas del país, este año el PRO se propone repartir otros $250,000 a entidades sin fines de lucro, las que recibirán entre $5,000 y $25,000. Los donativos se repartirán durante el verano.

El Abierto de Puerto Rico se celebrará del jueves, 21 al domingo, 24 de febrero en el Coco Beach Golf & Country Club en Río Grande. El evento contará con la participación de 132 jugadores del mundo, y al menos cuatro boricuas. Pero más allá de ser un circuito para los amantes del golf, Chafey y Zorrilla quieren que esta sea una actividad atractiva para todos los públicos, incluyendo para los que no practican ni siguen el deporte.

“Es un evento de fiesta, donde habrá ‘foodtrucks’, música, diversión. Queremos que se convierta en un evento familiar, en un pasadía para todo el mundo, no solo para golfistas”, dijo Chafey. Durante los cuatro días esperan una asistencia de 40,000 personas en el Coco Beach. El precio de taquilla es $20.

El PRO es uno de los 48 torneos de la gira del PGA Tour en Estados Unidos y el Caribe, según los entrevistados. En Puerto Rico, el auspiciador principal del evento es la Compañía de Turismo, que aporta $1.65 millones para los premios. El sector privado aporta también y este año esperan recibir un total de $1.35 millones de medio centenar de empresas locales y multinacionales.

“La meta es que el torneo deje como sobrante $250,000 para repartirlo a las entidades sin fines de lucro en el verano”, señaló el productor, quien añadió, “aquí se ha entrelazado mucha gente para apoyar a múltiples entidades con actividades muy nobles”.

Apoyo al sector turístico

De otro lado, el PRO contribuye a promover el turismo, pues generará 1,500 cuartos noches de hotel, y se transmitirá por televisión -a un costo de $1.5 millones-, para que decenas de miles de seguidores en Estados Unidos puedan disfrutarlo.

Chafey dijo estar convencido que la industria turística tiene el potencial de aportar mucho más a la economía del país. “La naturaleza, nuestra gente, el clima, todos son atractivos que pueden impulsar la aportación del turismo al Producto Bruto. El turismo se podría duplicar en cinco años y llevarlo a 20% en los próximos 10 años”, expresó. Eventos como el Abierto de Puerto Rico, aseguró, contribuyen a lograrlo y a mejorar la calidad de vida de miles de niños en la isla.


💬Ver 0 comentarios