Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Chadwick Manning, fundador de ElectrIQ Power, invertirá entre $1 millón y $2 millones en Puerto Rico. (Suministrada)

El huracán María no solo desnudó la fragilidad del sistema eléctrico, que por años se venía advirtiendo, y cuán oneroso y lento es el proceso de volverlo a levantar. También puso a Puerto Rico en el ojo de la industria de energía limpia, que ha visto la oportunidad de que la isla se convierta en un modelo global de renovables y microrredes.

ElectrIQ Power fue una de las empresas que redirigieron recursos o inventario hacia Puerto Rico a raíz del huracán, confirmó su cofundador y CEO, Chadwick Manning.

Esta startup -que publicaciones especializadas han mencionado como una competencia para Tesla- lanzó al mercado un sistema que integra batería de litio, inversor, controlador de carga y todo lo necesario para almacenar y manejar energía en viviendas y pequeños negocios.

La batería IQ se puede cargar con cualquier fuente desde placas solares y sistemas eólicos, hasta generadores que usan gas o gasolina y la red eléctrica. Tiene capacidad utilizable de 8.5 kilovatios hora (kWh)

“Somos mucho más eficientes que los demás sistemas allá fuera”, afirmó Manning. Indicó que la razón principal para ello es que son capaces de tomar la corriente directa (DC) que generan los paneles solares para cargar la batería directamente.

El sistema IQ es expandible hasta 100 kvh por cada inversor.

“Tenemos un diseño que permite una instalación mucho más fácil. Ninguna pieza del equipo pesa más de 70 libras”, destacó.

En comparación hay baterías en el mercado que alcanzan las 600 libras, indicó, lo cual requiere más personal y equipo especializado para poder instalarlas en una pared.

Además de los equipos, Manning destacó que la compañía es tecnológica, por lo que el software integrado es un factor diferenciador importante. La finalidad es que el sistema le facilite la vida al usuario, que no tenga que pensar en qué hacer o qué apagar o prender en caso de apagón.

“Somos un sistema completo de manejo de energía , que optimizamos la carga (el consumo) de la casa o el negocio para ahorrar energía y extender la vida de la batería lo más posible”, resumió.

En caso de apagón prolongado o de un sistema desconectado de la red eléctrica, indicó que “podemos prender de forma automática el generador para cubrir la carga durante la noche y lo apagamos cuando salga el sol”.

Entretanto, el cliente puede monitorear el consumo y las proyecciones de energía desde una pantalla (“dashboard”) instalada como parte del sistema.

También puede acceder por vía móvil a los datos que recopila el sistema, que incluyen hasta un análisis de cómo las condiciones del tiempo pueden incidir en cuánta energía produzcan los paneles.

Puerto Rico como modelo

Manning, a quien la revista Forbes incluyó en su más reciente lista de los 30 empresarios menores de 30 años en el campo de la energía, reconoció que el azote de María lo hizo cambiar de planes en torno a Puerto Rico: “Estaba en mi radar, pero no era una prioridad inmediata”.

Sin embargo, tras observar la devastación y ver la lenta respuesta respecto a restablecer la energía, “prioricé a Puerto Rico y desviamos envíos hacia la isla”, indicó.

Antes de auscultar operaciones comerciales, estableció contacto con el hogar Niñito Jesús para donar e instalar un sistema que les permitiera cierta normalidad para cuidar a sus residentes de 0 a 7 años de edad.

Su contacto local ha sido la abogada boricua Alba Giselle Reyes, quien lo apoya en el proceso de montar un equipo de ventas e instalación que inicialmente tendrá unas cinco personas, adelantó.

Pero su apuesta va mucho más allá. “Queremos comenzar a fabricar en Puerto Rico. Creo que la isla va a ser un modelo para el resto del mundo respecto a lo que una red inteligente puede ser”, afirmó.

“Vamos a invertir de $1 a $2 millones en el mercado de Puerto Rico para lograrlo”, aseguró.

Por el lado del financiamiento para los potenciales clientes, Manning indicó que los planes son establecer alianzas con cooperativas y bancos locales, a fin de que se recircule la inversión en Puerto Rico.

“Sí, llevamos energía eléctrica, pero también queremos empoderar a Puerto Rico y apoyar en la creación de empleos”, expresó.

Sobre la posibilidad de escalar su modelo para llegar a proveer soluciones para operaciones industriales o con mayor demanda energética, Manning indicó que “estamos enfocados en hogares y pequeños negocios. Pero no lo estoy descartando”.


💬Ver 0 comentarios