Marrero explicó que el proyecto, que tendría una capacidad de 300 megavatios, permitirá aumentar la capacidad de generación de electricidad en el norte de la isla. (GFR Media)

El proceso de construcción de una nueva planta de generación de electricidad en el área norte de la isla que será operada con gas natural, comenzó formalmente ayer con la publicación de la solicitud de cualificaciones (RFQ, en inglés) para las empresas que estén interesadas en el proyecto, que se desarrollará mediante el mecanismo de alianza público privada (APP).

La información la ofreció el director de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), y de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (AAPP), Omar Marrero, quien precisó que el proyecto es uno de generación a gran escala con capacidad para 300 megavatios. El objetivo, señaló, es construir la planta en los terrenos de la central Palo Seco o en un terreno contiguo.

La instalación, sostuvo Marrero, “no solamente nos permitirá aumentar la capacidad de generación de electricidad en el norte, sino que podrá ayudarnos en la recuperación y darnos mayor flexibilidad en la operación de generar energía”.

Marrero recordó que, al presente, el grueso de la capacidad generatriz de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) está en el sur de la isla, lo que le obliga a depender de líneas de transmisión para suplir electricidad a la zona norte.

Las compañías interesadas en participar en este proyecto tienen hasta el próximo 6 de septiembre de 2019 para someter sus cualificaciones, informó.

Según Marrero, estas deben demostrar que tienen “capacidad y experiencia desarrollando, construyendo, manejando, operando y manteniendo unidades de generación a gran escala”.

Deberán además evidenciar su experiencia en las mejores prácticas de la industria, incluyendo el cumplimiento con las normas de seguridad, reglamentación ambiental y las regulaciones aplicables a esta actividad.

Puntualizó que el interés gubernamental en utilizar el mecanismo de la APP para el desarrollo del proyecto es obtener capital privado para su construcción y aprovechar la experiencia operacional de una compañía privada que, además de construir las instalaciones, manejará las operaciones y venderá luego la energía a la AEE, a un precio competitivo, mediante un contrato a largo plazo.

Aseguró que este proyecto cumple con la política energética del gobierno de Puerto Rico y cuenta además con el apoyo del Departamento federal de Energía y de la Junta de Supervisión Fiscal, y está también acorde con el Plan Integrado de Recursos de la AEE.

En torno al proceso de cualificación, indicó que ayer, 12 de julio, se publicó la primera notificación para que los interesados presenten sus cualificaciones. Estos tienen hasta el 31 de julio para someter solicitudes de clarificación y la AAPP tendrá entonces hasta el 16 de agosto para responder y aclarar dudas. El plazo que tienen las empresas para someter sus documentos vence a las 5:00 de la tarde del 6 de septiembre.

Estimó que tan temprano como a principios del mes de octubre se estaría notificando cuáles son los proponentes precualificados. A este grupo se les solicitará entonces que sometan propuestas para el desarrollo y operación de la planta.

“Este es uno de los proyectos que estamos trabajando para atender la resiliencia y está de acuerdo a los modelos que desarrolla el Departamento de Energía. Es más limpio y económico. Balanceamos además lo que es la producción en el norte y el sur con un sistema que es más moderno y robusto”, afirmó Marrero.


💬Ver 0 comentarios