El gigante de la moda en Italia, Armani, es una de las compañías que ha pedido a sus empleados trabajar desde casa. (Camilla Cerea/Bloomberg)

Por David Yaffe-Bellany


💬Ver 0 comentarios