El presidente de Bella Group detalla cómo varias agencias "asustaron" a clientes y empleados, mediante una intervención excesiva, en el concesionario de Acura, en la avenida Kennedy.

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

--

Pese a que apoyan el que las autoridades verifiquen que los comercios de la isla cumplan con sus planes de prevención contra el COVID-19, varios comerciantes alrededor de la isla han denunciado que la cantidad de efectivos del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Departamento de Hacienda y de la Policía de Puerto Rico (PPR) ha sido excesivo y, en casos, hasta intimidante.

Uno de ellos fue el presidente y CEO de Bella Group, Carlos López-Lay, quien recurrió a las redes sociales para hacerse sentir. En un vídeo colgado en su página de Facebook, indicó que fueron nueve los efectivos de gobierno, incluyendo varios de la Policía, los que llegaron a su centro de servicio automotriz en San Juan en lo que caracterizó como una “redada”.

“Por espacio de una hora, tuvimos lo que parecía una redada asustando, no solamente a mis empleados, (sino también) a mis clientes. Aquí estuvo (PR)OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Puerto Rico), el NIE (Negociado de Investigaciones Especiales), Hacienda y no sé quien más. Eran nueve”, describió López-Lay sobre lo que pasó esta mañana en su centro de servicio Acura en la marginal de la Avenida Kennedy en San Juan.

“Se bajaron aquí en motocicletas y carros ‘tinteao's’ como si esto fuera un operativo”, añadió.

Cuando los efectivos del gobierno llegaron a su local, el empresario asegura que se encontraba adiestrando a todo su personal, incluyendo a sus equipos de recursos humanos y auditoría interna, para asegurarse de que toda la empresa estaba alineada a los mismos protocolos de seguridad ante la pandemia y de cara a una posible reapertura la semana entrante.

En los vídeos que obtuvo El Nuevo Día, se notan varios empleados de PR OSHA y Hacienda discutiendo el plan de prevención con los empleados del centro de servicio automotriz. Fuera de las oficinas, en el área de recogido y entrega de vehículos, también se ven varios efectivos de la Policía observando detenidamente todos los movimientos de los mecánicos.

“El gobierno, en vez de enfocarse en lo que tiene que hacer, está encima de nosotros tratando de hacernos daño y ponernos el pie”, añadió López Lay, quien criticó los protocolos de seguridad del Departamento de Educación que no lograron prevenir el que 50 de sus empleados arrojaran positivo a COVID-19 ocasionando el cierre de sobre 30 comedores escolares.

En conferencia de prensa, la secretaria del DTRH, Briseida Torres, indicó que a la fecha más de 2,000 empresas habían sometido sus planes de prevención de riesgo de contagio de COVID-19 a PR OSHA y se habían autocertificado para retomar sus operaciones, según las directrices del gobierno.

Asimismo informó que PR OSHA, Hacienda y la Policía de Puerto Rico realizan visitas de cumplimiento para verificar que las empresas estén cumpliendo con sus planes de prevención. Desde el 5 de mayo, añadió, se han realizado 176 de estas inspecciones aleatorias.


💬Ver 0 comentarios