La fábrica de Tesla en Alameda emplea a unas 10,000 personas, quienes desde el pasado 23 de marzo no habían podido acudir a su trabajo debido a la cuarentena. (The Associated Press)

Washington.- El condado de Alameda, en el estado de California, ha ordenado a Tesla que cese la producción en su fábrica de Fremont después de que el fundador de la compañía, Elon Musk, decidiese ignorar las órdenes de las autoridades y reanudar el montaje de vehículos.

El periódico San Francisco Chronicle reveló hoy que las autoridades del condado ordenaron por escrito a los responsables de la fábrica que cesen las operaciones.

Ayer, Musk, que ha calificado de “fascistas” las órdenes de confinamiento dictadas por las autoridades estadounidenses para ralentizar la propagación del COVID-19, ordenó la reapertura de la factoría y declaró en Twitter que estaba dispuesto a ser arrestado por violar la prohibición del condado a reanudar las operaciones.

Hoy, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó partido en favor de Musk y escribió en Twitter que “California debería permitir a Tesla y Elon Musk abrir la planta AHORA. Puede hacerse de forma rápida y segura”.

Musk respondió a Trump con un “¡Gracias!” y añadió que “no es frecuente que el gobernador de California y el presidente estén de acuerdo”.

También en Twitter, Musk dijo que ayer fue “perfecto” en la fábrica de Fremont, donde trabajan unas 10,000 personas y que estaba cerrada desde el 23 de marzo.

Medios de comunicación locales dijeron que Musk envió un correo electrónico a sus empleados para agradecerles la reanudación de la producción en la planta.

En las últimas horas, Musk, que ha minimizado el riesgo de infección y mortalidad de la COVID-19, ha elevado el tono de su protesta contra las autoridades del condado de Alameda.

Ayer, el multimillonario de 48 años de edad explicó en Twitter que “Tesla está reanudando su producción hoy contra las normas del condado de Alameda. Yo estaré allí junto con los demás. Si alguien es arrestado, pido que sea solo yo”.

Y el sábado, primero aseguró que trasladaría el centro de investigación de la compañía fuera de California aunque posteriormente borró el tuit y escribió uno nuevo amenazando con sacar la sede de Tesla de California debido a las restricciones implementadas para frenar el coronavirus, y llevarla a Nevada o Texas: “Tesla trasladará ahora su sede y sus futuros programas a Texas/Nevada inmediatamente”.

El fundador de Tesla también avisó que denunciaría al director interino de Salud de Alameda, que optó por mantener el confinamiento en el condado. “¡Está actuando de manera contraria a lo ordenado por el gobernador, el presidente y nuestras libertades protegidas por la Constitución, así como por el sentido común!”, dijo.


💬Ver 0 comentarios