El predio de seis cuerdas añade un espacio de disposición final de 2.2 millones de yardas cúbicas. (Suministrada)

La compañía de manejo y disposición de desperdicios sólidos EC Waste informó el fin de la construcción de una nueva celda para la disposición de desperdicios sólidos no peligrosos en su Sistema de Relleno Sanitario El Coquí Landfill en Humacao.

En comunicado de prensa, EC Waste destacó que la finalización de la obra forma parte de sus preparativos ante la nueva temporada de huracanes.

"Al igual que todas las celdas desarrolladas por EC Waste, esta fue construida de acuerdo con los requerimientos del subtítulo D de la Ley federal para la Conservación y Recuperación de Recursos (RCRA, por sus siglas en inglés)”, explicó el director de Salud, Seguridad y Cumplimiento Ambiental de la empresa, Jorge Alexis Meléndez, en declaraciones escritas.

La compañía detalló que la celda fue diseñada con un sistema de recolección de aguas residuales —mejor conocidas como lixiviado— el cual permite que el líquido pueda discurrir en el fondo de la celda y ser recolectado y dispuesto según establecen los reglamentos locales y federales.

Según el comunicado, la celda está cubierta con tres capas de membranas geosintéticas: la primera es el revestimiento de arcilla sintética, la cual produce una capa impermeable que se activa mediante el contacto con la humedad.

La segunda capa es el revestimiento en polietileno de alta densidad (HDPE, por sus siglas en inglés). Esta es una capa continua a lo largo del Sistema de Relleno Sanitario que aísla los desperdicios del suelo.

La tercera capa es el revestimiento con geotextil/geonet (geocomposite) para el drenaje. Esta capa protege la segunda capa y provee drenaje en el fondo de la celda. Las capas de drenaje geocompuesto luego son cubiertas con 18 a 24 pulgadas de material granular permeable.

El material granular protege las membranas y permite que los líquidos producidos por los desperdicios o lixiviados lleguen a las tuberías perforadas y sólidas del sistema de recolección de lixiviado.

De acuerdo con EC Waste, la celda comenzó a construirse a mediados de enero y los trabajos culminaron durante la primera semana de junio, según programado.

La compañía a cargo del desarrollo de la celda fue TCO Group, LLC y la instalación de las membranas sintéticas de AGRU América la llevó a cabo Rightway Environmental Contractors, Inc., ambas entidades nativas.

En cuanto al espacio aéreo disponible, la nueva celda tiene una huella de aproximadamente seis cuerdas y añade un espacio de disposición final de 2.2 millones de yardas cúbicas.

La compañía informó que espera que durante esta semana se estará comenzando la disposición de desperdicios sólidos en esta celda.


💬Ver 0 comentarios