Botella del ron Crab Island. (semisquare-x3)
Botella del ron Crab Island. (Xavier J. Araújo Berríos)

Vieques – Iván Torres soñaba con hacer algo que nadie jamás hubiera hecho en esta isla municipio. Pero, contrario a la mayoría de las personas que alguna vez soñaron con hacer algo inédito, no se quedó simplemente fantaseando y empezó a construir su sueño.

Torres no quería llegar a Marte, ni inventar la pelota cuadrada. Su meta era un poco más modesta: quería crear el primer ron artesanal viequense. Y lo logró. El ron existe. Es un ron 40% alcohol por volumen, que está listo para venderse bajo la marca “Crab Island”, que es el nombre con el que aparecía Vieques en los más antiguos mapas del Caribe.

¿Qué pasa entonces que el ron Crab Island aún no está calentando los estómagos de los miles de turistas que vienen a esta isla o de los casi 9,000 que viven aquí todos los días? Iván superó los obstáculos que normalmente enfrentan quienes echan a andar ideas que parecen alocadas: algún escepticismo, dificultades técnicas y falta de financiamiento, entre otras. Su familia y amistades creen en él. Una persona con vasta experiencia en la elaboración de rones le vio tanta pasión por su idea que lo asesoró sin cobrarle. Entre amigos e inversonistas levantó los cerca de $500,000 que le costó echar a andar su idea.

Iván Torres en su destilería.
Iván Torres en su destilería. (Xavier J. Araújo Berríos)

Pero hay un obstáculo que, hasta ahora, no ha logrado superar: el Gobierno de Puerto Rico. Cinco años después de empezar a destilar su ron, Torres no ha podido poner su producto en el mercado por los múltiples obstáculos que le ha puesto el Departamento de Hacienda, el último de ellos es que no le aprueba la etiqueta que quiere ponerle a su producto, sin la cual no puede venderlo.

Puerto Rico está “open for business”, se dice desde el oficialismo. Pero no para Torres.

“No puedo ni proyectar cuándo mi primer producto va a estar en el mercado, porque todavía sigo en ese forcejeo”, dice el joven.

Torres, de 37 años, nació y se crió en Vieques. Estudió Educación en Ciencias Sociales, pero pronto se dio cuenta que enseñar no era lo suyo. Después estudió Sistemas de Información Geográfica en Estados Unidos. Ese campo le gustaba y tenía buenas ofertas de empleo allá. Pero añoraba volver a Vieques y lo hizo.

(Xavier J. Araújo Berríos)

Cuando se metió en esto, Torres no tenía la menor idea de cómo se hacía un ron. Hace cinco años empezó a destilar en el antiguo parque de bombas de la Marina de Guerra de Estados Unidos, que desde el 2003 es del municipio de Vieques, que lo tenía abandonado y le permite su uso en una especie de trueque a cambio de haber puesto alumbrado eléctrico en la zona.

La primera vez que salió ron de su maquinaria, a nadie le gustó. “Hubo destilaciones que boté completas porque yo no quería que nadie probara ese producto mío”, dice. Se le pregunta si se desanimó. “Yo soy más terco que una mula, ‘brother’. Terco, terco, terco, terco”, responde.

Hacienda primero le exigía tener un producto completo con una sola destilación. Al final, le autorizaron dos destilaciones más. Después, le impusieron requisitos como los que se exigen a rones que van a ser exportados fuera de Estados Unidos. Tras mucha disputa, en noviembre del año pasado finalmente recibió el permiso para destilar. “Esto ha sido forcejeo y forcejeo”, dice Torres, quien tiene desde febrero de 2017 los permisos que necesita del Gobierno de Estados Unidos.

Actualmente, solo espera que le autoricen la etiqueta. Hacienda no quiere que diga “Ron de Puerto Rico”. Desde octubre del año pasado, está esperando que Hacienda le diga por escrito qué puede decir la etiqueta. Todavía no tiene respuesta. Mientras tanto, de su pequeña destilería sigue saliendo un ron color caramelo que huele a gloria.

“Ya tengo un producto que está listo para vender. El tiempo de añejamiento en los productos depende de la calidad del producto y no de cuánto tiempo esté en un barril o en un dron. Si el producto es malo, puede estar mil años en el barril y mil años va a ser malo”, dice.


💬Ver 0 comentarios