Por ahora, son pocos los restaurantes que utilizan la tecnología para mejorar la experiencia de consumo de sus clientes. (GFR Media) (semisquare-x3)
Por ahora, son pocos los restaurantes que utilizan la tecnología para mejorar la experiencia de consumo de sus clientes. (GFR Media)

El ordenar la comida previo a que usted llegue al restaurante a degustarla; el no hacer fila en el negocio de comida rápida, pues puso la orden en un kiosco a la entrada del establecimiento; y hasta reservar mesa para dos en el restaurante más fino de la ciudad desde su celular, son experiencias que la mitad de los puertorriqueños anhela tener y que la industria podría incorporar eventualmente dentro de sus servicios.

Por ahora, son pocos los restaurantes que utilizan la tecnología para mejorar la experiencia de consumo de sus clientes. Sin embargo, el 57% de los comensales que visitaron un restaurante de servicio limitado en los últimos tres meses o uno de servicio completo en los últimos seis meses, utiliza el Wi-Fi en el establecimiento y el 49% paga la cuenta con ATH Móvil.

El 55% de los 1,000 clientes encuestados opinó que la tecnología les facilita la experiencia en el restaurante; mientras, el restante 45% dijo lo contrario. Sin embargo, al segmentar las respuestas por edad, el 69% de los “millennials” favorece la incorporación de más tecnología, pero los de más edad prefieren interaccionar con un humano en vez de con una máquina, y temen que el uso de la tecnología desplace a los empleados.

Así lo demuestra un estudio reciente, encomendado por la Asociación de Restaurantes (ASORE) a la firma The Research Office, el que también arrojó que más de la mitad está interesado en pagar a través de una aplicación, si existiera, y el 60% favorece pagar a través de dispositivos inalámbricos que le lleven a la mesa o con ATH Móvil.

José Alfonso, principal ejecutivo de The Research Office, indicó que los que prefieren la incorporación de más herramientas tecnológicas en los negocios de comida entienden que, al hacerlo, la experiencia en el lugar se tornaría más divertida, al tiempo que también mejoraría la precisión con la que el personal de servicio maneja las órdenes.

Dos de cada tres clientes que visitaron “food trucks” y pizzerías en los últimos tres o seis meses, dijeron que el tener más tecnología en los restaurantes facilita la experiencia. Esa proporción baja a uno de cada dos cuando se le preguntó a los que fueron a negocios de comida rápida.

Alfonso señaló que los dueños y operadores de restaurantes temen hacer inversiones en tecnología, uno porque desconocen del tema y porque no saben si será rentable debido a lo rápido con que evoluciona la misma. “Se envuelven en la operación diaria, en el ‘turnover’ del personal o en el tema de la seguridad de los alimentos, pero no en lo tecnológico”.

Agregó que no se trata de que cada restaurante cree un app, sino que aprovechen el patrocinio para educar a los clientes en el uso de la tecnología. “Hay que innovar pero, tienen que hacerlo con cautela mientras educan a su clientela”, expresó.

La encuesta indagó también sobre distintas actitudes del comensal y en el lugar número uno, con un 73%, los entrevistados mencionaron que hay oportunidad de mejorar el servicio al cliente. En segundo lugar, con 71%, indicaron que siempre buscan maneras de ahorrar cuando comen en un restaurante. Mientras, en cuanto a la preferencia por sabores étnicos o un paladar más sofisticado, la encuesta arrojó que, distinto al estadounidense, el boricua es más tradicional y prefiere criollizar los platos.


💬Ver 0 comentarios