Desde la izq.: Alejandro Caicedo, director de Acceso Aéreo y Marítimo de la CTPR; Carla Campos, directora ejecutiva de la CTPR; Jesús Medina, principal oficial de operaciones de Silver Airways; y Brad Dean, principal oficial ejecutivo del DMO. (Suministra

En lo que marca una de las últimas etapas de la fusión de la aerolínea regional Seaborne con Silver Airways, hoy arribó al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (SJU), en Isla Verde, el primero de cuatro aviones de su nueva flota modelo ATR-600.

Cada una de estas nuevas aeronaves de Silver, cuyo fuselaje se destaca por su color fuscia, sustituirá una de las cuatro que lleva el logo de Seaborne y que sirven el mercado de Puerto Rico. Para julio de este año se espera completar el reemplazo de todos los aviones de Seaborne por naves de Silver, aerolínea que la adquirió el año pasado luego de que la primera se acogiese al Capítulo 11 del Código federal de Quiebras.

Desde hoy, el nuevo avión de Silver servirá a los 14 vuelos semanales que opera la línea aérea en la ruta entre San Juan y St. Thomas, así como 20 vuelos semanales entre San Juan y St. Croix, informó Jesús Medina, principal oficial de operaciones de Silver Airways, en una conferencia de prensa previa al tradicional bautizo de la aeronave.

Resaltó que los aviones de Seaborne tienen capacidad para 34 pasajeros, mientras que las cuatro aeronaves nuevas contarán con capacidad para 46 pasajeros en el caso del modelo ATR 42-600 y 70 en el modelo ATR 72-600. El que arribó hoy a la isla desde St. Croix es el de 70 pasajeros.

“Estamos duplicando nuestra capacidad de pasajeros”, apuntó Medina. Una vez se complete la renovación de la flota de Silver, se generará un aumento de 32,504 asientos adicionales, lo que representa un impacto económico de $4.6 millones para Puerto Rico, informó Carla Campos, directora ejecutiva de la Compañía de Turismo de Puerto Rico.

La funcionaria detalló que la renovación de la flota será por etapas: el avión de hoy servirá las rutas de St. Thomas y St. Croix, ambas Islas Vírgenes Estadounidenses; en abril llegará otra aeronave para las rutas que conectan a San Juan con St. Kitts y Dominica; en junio arribará otra para conectar a la isla con Santiago, en República Dominicana, y con St. Martin; y en julio llegará el último para servir las rutas de Anguila y Antigua.

Sin revelar a cuánto ascendió la inversión en los cuatro aviones ATR 600, Medina informó que actualmente Seaborne trabaja 30 vuelos diarios desde y hacia Puerto Rico. Tras la llegada de las nuevas aeronaves, la cantidad fluctuará entre 24 y 30 vuelos diarios, dependiendo de la demanda. “Después en diciembre, cuando aumente la demanda, ahí es posible que incluyamos otros destinos, pero todavía lo estamos evaluando”, anticipó el ejecutivo de Silver. Añadió que los destinos que se pondera agregar para el mercado de la isla son todos en el Caribe.

Medina indicó que Silver y Seaborne cuentan con tarifas desde $55 por pasaje en vuelos entre Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses.


💬Ver 0 comentarios