En la foto, una flota de aviones tipo feeder. (semisquare-x3)
En la foto, una flota de aviones tipo feeder. (Suministrada)

En el más reciente informe de Amazon a inversionistas, la multinacional dejó claro sus ambiciones de competir directamente con empresas tales como FedEx Express, a través de su propia división de logística y transporte. Ante eso, la respuesta de FedEx podría resumirse como un “buena suerte”.

Durante una visita a Puerto Rico como parte de la apertura de una nueva rampa de distribución de FedEx en los predios del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (LMM), en Carolina, el principal ejecutivo de la empresa, Rajesh Subramaniam, conversó ayer en exclusiva con El Nuevo Día sobre Amazon, así como la importancia de Puerto Rico para la empresa y sus planes de expansión a nivel global.

Amazon ha sido un cliente que ha llevado mucho tiempo con nosotros, pero representan un 1.3% de nuestro ingreso total. Nuestra dependencia en Amazon es pequeña”, indicó el alto ejecutivo, quien lleva 28 años en la compañía y asumió la presidencia en diciembre pasado.

Además, se requiere mucha infraestructura para competir en nuestro negocio. Tenemos 670 aviones, casi 200,000 vehículos, y más importante, tenemos la base de conocimiento de nuestro recurso humano. La infraestructura que hemos construido por los pasados 40 años nos pone en un buen sitial”.

Uno de los primeros viajes de Subramanian en su rol actual fue a Puerto Rico, y con buena razón. Resulta que la isla representa el punto focal de la empresa en el Caribe, la cual a su vez es una de las regiones principales en la división de América Latina, que en la pasada década ha experimentado un crecimiento vertiginoso para FedEx, subrayó el ejecutivo.

“En los pasados diez años, hemos visto cómo el número de empleados que tenemos en Latinoamérica ha aumentado de 4,000 a 26,000”, indicó. “En cuanto a Puerto Rico, estamos comprometidos con este mercado y ha sido un honor invertir nuevamente aquí”.

El resultado de dicha inversión, cuya cifra no fue revelada, es la mencionada rampa de distribución, la cual busca aumentar su eficiencia operativa en la isla y satisfacer las demandas de sus clientes en el Caribe. Las instalaciones, de unos 70,000 pies cuadrados, integran las operaciones de entrega, recogido y de aire bajo un mismo techo, con 14 muelles de carga y la capacidad de clasificar hasta 2,400 paquetes por hora. El edificio, la cual emplea 148 personas y conllevó la creación de unos 20 empleos, también está habilitado con almacenes refrigerados y de temperatura controlada para productos farmacéuticos.

La rampa recibirá aviones modelo MD-11, que se usan para transportar paquetes a gran escala entre Puerto Rico y los Estados Unidos, a razón de 20 vuelos por semana. Mientras, una flota de aviones más pequeños, llamados “feeders”, distribuye los paquetes desde Carolina a varias otras localizaciones en el Caribe, con una frecuencia de 70 vuelos semanales. FedEx también realiza 20 vuelos semanales desde el Aeropuerto Rafael Hernández, en Aguadilla.

La instalación sustituye las facilidades previas de la empresa, que sufrieron daños estructurales tras el paso del huracán María en 2017. A preguntas sobre si la empresa ha establecido planes de contingencia ante el aumento a nivel mundial de fenómenos atmosféricos fuertes, Subramanian contestó: “tenemos presencia en 220 países y territorios alrededor del mundo, así que lidiamos con eventos atmosféricos todos los días.

En nuestra sede en Memphis (Tennessee), contamos con un centro de operaciones global que incluye uno de los mejores equipos meteorológicos del mundo. También, cuando ocurre un desastre, hemos podido capitalizar nuestro peritaje en logística para proveer ayuda, tal como lo hicimos con Puerto Rico”, recalcó.

Según el director de Operaciones de Puerto Rico y el Caribe de la empresa, Rolando Medina, apenas 12 días luego del paso de María por la isla, FedEx pudo resumir sus operaciones locales. La compañía además envió a Puerto Rico más de 100 vuelos con ayuda humanitaria, entregando más de 12.8 millones de libras de medicinas, agua y otros suministros, se destacó.

En cuanto al ámbito global, Subramanian se enfocará en poner los toques finales a la integración de su empresa con TNT, una compañía de envío con sede en los Países Bajos que FedEx adquirió en mayo de 2016.

“El valor de conectar nuestra red aérea con la red terrestre de TNT es tremenda y representa una gran oportunidad de crecimiento”, señaló el ejecutivo. La empresa también busca capitalizar en el segmento de comercio electrónico, o “e-commerce”, a través de un portafolio robusto de servicios, añadió.


💬Ver 0 comentarios