MIDA exhortó a la ciudadanía a poner de parte para evitar el acaparamiento de productos y que la cadena de suplido no se interrumpa. (GFR Media)

La Cámarade Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) hizo un llamado a la calma, a pesar de los recientes acontecimientos y anuncios relacionados a la pandemia del coronavirus (COVID-19) y aseguró que la industria de alimentos está tomando medidas para evitar disloques en la cadena de abastos.

La organización, que representa a los principales componentes de la cadena de distribución de alimentos, explicó que su mayor preocupación en este momento es el acaparamiento impulsivo de los consumidores que provocan faltantes temporeros e innecesarios. “Aunque es correcto que existe una limitación global de ciertos productos desinfectantes, no es menos cierto que existen múltiples alternativas igual de efectivas para desinfectar, y que la escasez de productos desinfectantes no debe equipararse con el caso de los alimentos donde existe muchísima más variedad de productos y fuentes de suplido”, dijo José Soto presidente de MIDA.

“La ciudadanía debe hacer su parte, en la medida que evitemos el acaparamiento, y la cadena de suplido no se interrumpa, entendemos que podemos manejar las necesidades de nuestros consumidores”, agregó Soto.

De la misma forma, la entidad resaltó que los consumidores deben tener presente que no se trata de un huracán donde típicamente se interrumpe el servicio eléctrico y los sistemas de transportación. “A diferencia de un huracán, en esta emergencia existe una gran variedad de productos sustitutos que permiten flexibilidad a la cadena de suplido y a los consumidores. En este momento los consumidores están actuando como si se tratara de un huracán comprando alimentos enlatados, no perecederos, agua, etc., con el potencial de provocar faltantes innecesarios. La realidad es que, a diferencia de un huracán, tenemos servicio de energía eléctrica y agua, lo que permite utilizar el gran abanico de posibilidades que ofrecen los supermercados como sustitutos. En esta ocasión los consumidores pueden cocinar y almacenar alimentos frescos o congelados sin problemas, ayudando a evitar la escasez de productos particulares”, manifestó por su parte, Manuel Reyes, vicepresidente ejecutivo de la entidad.

Además de hacer un llamado a la población para evitar los acaparamientos, la entidad exhortó a los supermercados a hacer lo propio controlando este impulso en los consumidores. “Aunque cada supermercado debe tomar medidas, según su criterio, esperamos que el pueblo entienda la necesidad y conveniencia de que los supermercados eviten que unos consumidores dejen a otros sin poder suplirse. Esto es perfectamente legal y necesario en circunstancias como estas.” explicó Reyes.

De hecho, la cadena Walmart está limitando algunos productos, como el “hand sanitizer” y otros artículos que están en la lista del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) a dos por cliente, indicó Iván Báez, director de Asuntos Públicos y Gubernamentales de Walmart Puerto Rico. Esto con el objetivo de que un mayor número de clientes puedan conseguir los productos que buscan.

Del mismo modo, los ejecutivos de MIDA afirmaron que la industria está tomando medidas cautelares en cuanto a la limpieza de establecimientos, adiestrando a sus empleados y clientes sobre prácticas de higiene y manejo de alimentos, cambiando horarios del personal que no tiene que interactuar con el público, evitando reuniones y visitas innecesarias, trabajando remoto cuando sea posible, entre otras medidas. “Como entidad tenemos comunicación abierta y constante no sólo con nuestros socios, sino con el gobierno y con entidades hermanas en los Estados Unidos compartiendo información y mejores prácticas. Seguiremos monitoreando la situación e informaremos a la ciudadanía de cualquier cambio” indicó Reyes.

Finalmente, ante esta coyuntura histórica, la entidad recordó la urgencia de eliminar el impuesto a los inventarios para fomentar mayores abastos en la isla. “A pesar de la promesa de todos los partidos políticos en los pasados dos eventos eleccionarios, seguimos esperando y no entendemos qué más avisos necesitamos para tomar acción con algo que es evidente. Lo dijimos antes del huracán María, avisamos de la posibilidad de eventos que no podemos predecir como los terremotos, y ahora estamos viendo una pandemia mundial. La mejor manera de evitar este tipo de problemas es teniendo inventarios lo más altos posibles ya en nuestra jurisdicción.” concluyeron ambos ejecutivos.


💬Ver 0 comentarios