Hasta el momento, todas las hospederías al rededor de la isla están operando con normalidad y continúan aceptando huéspedes. (archivo)

Gran parte de las hospederías en Puerto Rico han salido ilesas o sufrido solo daños menores durante los terremotos que sintieron ayer y hoy en toda la isla, por lo que se mantienen en operaciones y albergando huéspedes.

La Compañía de Turismo de Puerto Rico informó en horas de la tarde que los hoteles Costa Bahía, en Guayanilla; Ponce Plaza y el Holiday Inn en Ponce reportaron daños menores, como grietas en las paredes. Agregó que el Copa Marina Beach Resort, en Guánica, fue desalojado por instrucciones del alcalde de la ciudad debido a las complicaciones de acceso.

Según la corporación pública, la mayoría de los casinos alrededor de la isla están abiertos al público. Al momento, los de Hotel Costa Bahía y Courtyard by Marriott en Aguadilla permanecen cerrados. Los de Ponce Plaza, Ponce Hilton y Holiday Inn Ponce reabrirán mañana a las 8:00 a.m.

La empresa local administradora de hoteles International Hospitality Enterprises (IHE) indicó que todas sus propiedades hoteleras: Hotel Condado Vanderbilt, La Concha A Renaissance Resort, Hotel El Convento, Condado Palm Inn & Suites y Doubletree by Hilton San Juan, todos en la capital, y Courtyard By Marriott Isla Verde Beach Resort, en Carolina, “no sufrieron ningún tipo de daño, están en excelentes condiciones y abiertas al público”.

“Reiteramos nuestra solidaridad con los afectados por el terremoto”, declaró José M. Suárez, presidente de IHE.

Por su parte, Marriott International informó: “Tenemos planes y protocolos establecidos para una variedad de situaciones, incluyendo eventos naturales como terremotos, y los estamos siguiendo. Actualmente no hay informes de daños o lesiones en nuestros hoteles, y estamos operando normalmente con energía auxiliar”.

En sus declaraciones escritas la cadena, que administra el San Juan Marriott Resort & Stellaris Casino, Sheraton Puerto Rico Hotel & Casino y Aloft San Juan, todos en la capital; Dorado Beach, a Ritz-Carlton Reserve, en Dorado; The St. Regis Bahia Beach Resort, en Río Grande; agregó que “la seguridad de nuestros huéspedes y asociados es siempre una prioridad, y continuaremos monitoreando esta situación”.

Jesús Ramos, presidente de la Asociación de Paradores y dueño de Parador Villas Sotomayor, en Adjuntas, informó que estas pequeñas hospederías locales están abiertas y funcionando. “El único que cesó sus ventas electrónicas por hoy fue El Faro, en Aguadilla, pero los demás están funcionando, incluyendo Guánica 1929, donde se han sentido duro los terremotos”, dijo Ramos.

“Estamos operando porque tenemos planta eléctrica y reserva de agua”, agregó Ramos en alusión a los nueve paradores miembros de la asociación: Boquemar y Combate Beach Resort, ambos en Cabo Rojo; El Buen Café, en Hatillo; El Faro, en Aguadilla; Guánica 1929, en Guánica; MaunaCaribe, en Maunabo; Palmas de Lucía, en Yabucoa; Villas Sotomayor, en Adjuntas; y Yunque Mar, en Luquillo.

“Todos estamos operando y no hemos tenido grandes consecuencias, solo uno que otro árbol caído y espejo roto”, insistió Ramos. “Ha habido cancelaciones luego de los terremotos, sobre todo en los paradores que están en la costa, y reservaciones en Villas Sotomayor porque estamos en la montaña”.

Hay otras hospederías pequeñas que continúan en operaciones, de acuerdo con Eddie Ramírez, presidente de Puerto Rico Bed & Breakfast Association y propietario de Casa Sol, en Viajo San Juan. “Al día de hoy, ninguno de los nuestros ha sufrido daños”, dijo en alusión a los miembros de la asociación: Casa Sol y Casa Isabel, ambos en San Juan; The Rainforest Inn y Dos Aguas, ambos en Río Grande; San Sebastián y Casa Campo, ambos en San Sebastián; 4 Casitas, en Cabo Rojo; A 2 Tiempos, en San Germán; Dos Ángeles del Mar, en Rincón; y Casa Flamboyant, en Naguabo.

“Todos están operando normalmente y tienen sus planes de seguridad a los huéspedes”, reiteró Ramírez. “Por suerte hay cinco de nuestras hospederías que tienen energía renovable y gracias a eso podemos brindar yun servicio casi completo”.

A modo de ejemplo, mencionó que Casa Sol cuenta con una reserva de agua y con un sistema de energía solar de resguardo que funciona en lo que se restablece el servicio de electricidad.

Mientras, José Antonio López, portavoz del Costa Bahía Hotel Convention Center and Casino, en Guayanilla, declaró que como resultado de la actividad sísmica ocurrida en los pasados días, “activó esta mañana su plan de acción para garantizar la seguridad de sus huéspedes y empleados”.

“El protocolo consiste en la inspección de la propiedad por un ingeniero estructural”, agregó que ejecutivo. “Debido a la alta actividad sísmica que ha tenido origen en la región sur, hemos tomado la determinación de hacer una evaluación amplia y comprensiva. Una vez tengamos la certeza de que todo marcha bien, reanudaremos el servicio de calidad que nos caracteriza”.


💬Ver 0 comentarios