La presidenta de Empresarios por Puerto Rico, Enid Monge, expresó dudas sobre cómo el gobierno va a distribuir el dinero de ayuda. ([email protected], archivo)

Los líderes del sector de pequeñas y medianas empresas (pymes) hoy agradecieron que el gobierno los tomara en cuenta para brindarle ayuda económica en esta emergencia, pero lamentaron que la cantidad sea tan baja y cuestionaron cómo se hará la distribución del dinero.

“Cualquier ayuda uno la recibe con los brazos abiertos. Pero $1,500 para un negocio que no ha podido abrir y $500 para los que trabajan por cuenta propia es una cifra muy baja”, expresó Jorge Argüelles, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD).

“Con $1,500 no creo que se resuelvan las pérdidas que vamos a tener en este momento. Se debió ser más generoso con los pequeños comerciantes”, agregó.

El líder del CUD mostró suspicacia sobre la moratoria que mencionó la gobernadora que ofrecerán los bancos y las cooperativas en préstamos hipotecarios, personales, de carro y de tarjetas de crédito. Esto porque, según él, cuando el azote del huracán María la banca también anunció moratorias y después obligó a muchos comerciantes a pagarle tres o cuatro meses de cantazo, lo que afectó a muchos negocios.

Enid Monge, presidenta de Empresarios por Puerto Rico, dijo estar satisfecha que el gobierno haya escuchado al sector privado cuando advirtió que se atendiera el asunto de salud, pero no se dejara de lado a la economía. Monge, al igual que Argüelles, indicó que la cantidad asignada a las pymes es poca, pero sobre todo le preocupa cómo el gobierno distribuirá ese dinero.

“Algo es algo”, dijo en referencia a la ayuda económica para pymes, “pero me preocupa cómo se va a dar ese dinero a los negocios. Y también quién va a fiscalizar que la banca cumpla con la moratoria. La moratoria debería ser automática para todos porque los más pequeños no pueden luchar con la banca como hacen los grandes”.

Monge instó a la legislatura a aprobar una medida para que se asegure que la banca cumplirá en otorgar la moratoria y que las promesas de la gobernadora se cumplirán al pie de la letra.

Por su parte, el economista José Caraballo Cueto coincidió con los empresarios en que los $1,500 “no resuelven mucho”. “Yo eliminaría eso y a cambio le daría un mes de ventas exentas de IVU (Impuesto sobre Ventas y Usos) una vez los comercios puedan reabrir. Eso sería un incentivo de verdad para el comercio”, aseveró el economista.

Asimismo, cuestionó cómo el gobierno sabe que son 170,000 cuentapropistas los que hay en Puerto Rico. “¿Cómo va a determinar quién trabaja por cuenta propia? En ese grupo hay jardineros, amas de llave, mecánicos de marquesina y muchos en la economía informal. Por eso, yo respaldo más enviar un cheque de renta básica a los hogares, ahí beneficias a las pymes, al cuentapropista, al de la economía informal”.

De otro lado, Caraballo Cueto preguntó el por qué se incluyó en este plan de estímulo a los empleados de salud, como enfermeras, técnicos de salud, etc. “Se que están trabajando arduamente, pero hay otra gente que quiere trabajar y no puede. Cuando se diseñan políticas públicas, hay que tener cuidado. Tal vez sea mejor que las horas extras se las paguen doble”, en vez de darle un cheque adicional.

Señaló que más allá de la moratoria de la banca y las cooperativas, el beneficio que deberían aprobar las instituciones financieras es que el pago que los deudores no puedan hacer durante la emergencia, lo puedan abonar durante la vida del préstamo. “Al acreedor lo que le conviene es tener un deudor con habilidad de repago”.

Agregó que urge reactivar al Banco de Desarrollo Económico, que es la entidad financiera que apoya a las empresas locales, sobre todo a las pymes, a crecer y expandir los negocios. “Eso es clave porque la banca comercial casi no está prestando, está bien limitada. El Banco de Desarrollo es bien importante en una época como esta”, dijo al indicar que el Banco Mundial evalúa el acceso al crédito en su análisis de cuán fácil es hacer negocios en los países.

Por último, el economista mencionó que él hubiera incluido en el plan que la Compañía de Comercio y Exportación estará asesorando a las pymes en cómo acceder a las ayudas de la Administración de Pequeños Negocios (SBA por sus siglas en inglés), ya que para muchos comerciantes esa documentación resulta complicada.


💬Ver 0 comentarios