Dora Márquez, líder de negocios de Nestlé Professional. (Suministrada)

Con una inversión de sobre $1.5 millones, la empresa Nestlé Professional Puerto Rico introdujo en la isla la nueva generación de sus máquinas de café Nescafé, con capacidad de hasta 12 alternativas de recetas del producto.

Los 78 restaurantes Wendy’s que hay en Puerto Rico serán los primeros en tener las modernas máquinas, como parte de la primera etapa del proyecto. En una segunda fase, que comenzará en verano, la meta será comprar café puertorriqueño.

Johanne Corsino, gerente comercial, afirmó que esta es una gran noticia para este negocio en Puerto Rico, que está enfocado en las bebidas calientes y dirigida al sector que consume su café fuera del hogar.

“Con la introducción de este nuevo equipo podremos ampliar nuestra oferta de café. Vamos a tener solubles 100% arábigo, las cápsulas Nescafé Dolce gusto y ahora vamos a entrar, en la parte más importante de la categoría que es el café en grano”, dijo.

Perry Miele, presidente de Nestlé Professional USA y Puerto Rico, explicó que la máquina Nescafé Bean-to-Cup muele el café en grano entero, prepara y dispensa hasta 12 variedades “de café de alta calidad y sabor fresco”. Entre la oferta hay café con leche, capuccino, mocha y espresso.

El ejecutivo adelanto que la compañía está evaluando el proceso de compra con caficultores locales para suplir las máquinas con café puertorriqueño. “Eso es muy importante para nosotros. Eso es lo que Nestlé hace alrededor del mundo: invertir en los países donde estamos”, afirmó Miele.

La empresa no pudo precisar la cantidad de café que comprará localmente, ya que todavía están en etapas de negociación.

Por su parte, Dora Márquez, líder de negocios en Nestlé Professional, indicó que ya identificaron dos socios para comprar café local con el compromiso de hacerlo para la segunda mitad de este año.


💬Ver 0 comentarios