El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy. (GFR Media) (semisquare-x3)
El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy. (GFR Media)

Sobre un centenar de comerciantes, cuyos negocios fueron impactados por los huracanes Irma y María, podrán recibir una subvención gubernamental de hasta $5,000 para reparar o reponer sus pérdidas, provenientes de un programa del Departamento del Trabajo de Estados Unidos.

Los fondos- informó el lunes el secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy- se otorgarán a través del Programa de Desarrollo Laboral a 104 dueños de pequeñas empresas que participen y completen talleres de Capitalización de Negocios que ofrecerá dicha agencia.

“Nos complace que ya estamos en la penúltima fase de los procesos requeridos para poder entregar a los pequeños comerciantes afectados por los eventos atmosféricos, un total de $469,268, dirigido a fortalecer sus negocios o reiniciar operaciones”, dijo Laboy.

Explicó que, una vez completen estos talleres, los comerciantes serán certificados para recibir estos fondos provenientes del National Dislocated Workers Grant (NDWG) del Departamento del Trabajo federal. Estos comerciantes, agregó, son una parte de las 175 solicitudes que fueron evaluadas y que cumplieron con los requisitos establecidos. 

Los talleres, informó Natasha Vazqueztell Cordero, tienen el objetivo de ayudar a estos empresarios a identificar recursos y adoptar estrategias para la creación de un Plan de Contingencia de Continuidad de Operaciones. También habrá una Mesa Redonda de Emprendimiento para capacitar a los participantes sobre los servicios y ofrecimientos de entidades gubernamentales y sin fines de lucro que dan asistencia a empresas antes, durante y después de una emergencia.

Laboy adelantó que se continúa la evaluación de solicitudes de pequeños comerciantes que podrían beneficiarse de la subvención del NDWG a Puerto Rico, que totaliza $2.5 millones.

El dinero que recibirán los negocios podrá utilizarse para reiniciar o reparar daños, para la compra de equipo y maquinaria, y gastos operacionales. No podrán usarse para pagar salarios, préstamos ni obras de construcción.

Son elegibles aquellos negocios tenían que estaban operando antes del paso de los huracanes y deberán evidenciar los daños sufridos. No cualifican aquellos que recibieron compensaciones de sus aseguradoras o de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) por esos mismos daños, se informó.


💬Ver 0 comentarios