La adquisición de AT&T será regulada por varias agencias reguladoras. (EFE)

Tras el anuncio esta mañana sobre el acuerdo de Liberty Latin America para adquirir las operaciones de AT&T en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses por $1,950 millones, muchas han sido las especulaciones sobre lo que pueden esperar los clientes de ambas empresas de telecomunicaciones una vez culmine el proceso regulatorio. Aunque por el momento, existe información limitada sobre la adquisición, aquí te brindamos algunos detalles sobre lo que se puede esperar desde el punto de vista del consumidor.

¿Qué cambios inmediatos vería como resultado de la adquisición?

Por el momento, ninguno. Según el presidente y principal oficial ejecutivo de Liberty Puerto Rico, Naji Khoury, la adquisición ahora tiene que pasar por una serie de aprobaciones por reguladores gubernamentales. “Esperamos que este proceso se complete en el segundo trimestre de 2020”, indicó el ejecutivo. “Por el momento, ambas compañías continúan operando por separado”, añadió.

¿Qué pasaría si los reguladores aprueban la transacción?

Aun después que las autoridades gubernamentales aprueben la transacción (algo que no es 100% seguro),se prevé que el proceso de integración entre ambas empresas dure por más tiempo. “Bajo los términos del acuerdo, AT&T apoyará a Liberty Latin America por un periodo de hasta 36 meses luego de la adquisición, permitiendo una transición eficiente de los servicios”, Khoury sostuvo.

¿Y cuando estén las dos compañías consolidadas completamente, entonces qué?

Según fuentes cercanas al proceso que pidieron no ser identificadas, la adquisición esencialmente le provee a Liberty el último ingrediente para convertirse en un proveedor único, o “one-stop shop”, de todo tipo de servicios de telecomunicaciones para consumidores residenciales y comerciales, tanto por vía alámbrica como inalámbrica.

Como resultado, se prevé que Liberty eventualmente tendrá disponibles paquetes de multiservicio, proveyendo internet de banda ancha, televisión por cable, telefonía inalámbrica y otros ofrecimientos por una sola tarifa. Sin embargo, todavía no se conoce cuando estas ofertas estarían disponibles.

“Ofreceremos una gama completa de servicios de entretenimiento y comunicaciones para clientes residenciales y comerciales”, Khoury se limitó a decir. “Los clientes de Liberty continuarán disfrutando de nuestros servicios como siempre. Nos mantenemos enfocados en brindarle a los consumidores en Puerto Rico los servicios más innovadores de Internet y televisión. De hecho, estaremos lanzando nuevos y excitantes productos en las próximas semanas y meses”.

¿Cómo sería el proceso de transición?

Las fuentes indicaron que buscarán que el proceso sea lo más invisible posible, mientras la cartera de 1.1 millones de clientes de AT&T en Puerto Rico pasa a formar parte de Liberty. El proceso sería algo similar a lo que ocurrió cuando AT&T adquirió las operaciones de DirecTV en 2015.

Hablando de DirecTV, ¿qué pasa ahora si soy cliente de ellos?

En el caso de DirecTV, se supone que no haya cambio alguno, aún después que culmine el proceso de transición, ya que dichas operaciones en Puerto Rico no formaron parte de la transacción, según ambas empresas. En cuanto al servicio de FirstNet, la red de emergencia para primeros respondedores que AT&T ayudó a implementar en la isla, el mismo no se afectará tampoco, indicaron.


💬Ver 0 comentarios