T-Mobile acaparó gran parte de la atención este año, en parte por sus movidas para adquirir Sprint. (AP)

Aunque no consiguió finiquitar su esperada fusión con Sprint, T-Mobile cerró 2019 como la primera proveedora en activar su red 5G en Puerto Rico.

El lanzamiento del 2 de diciembre, hecho de forma simultánea aquí y en Estados Unidos, levantó críticas de que las velocidades registradas, de 200 megabits por segundo (Mbps) o menos, son estándares con una buena conexión 4G LTE. Pero T-Mobile ha hecho hincapié en que solo usuarios con dispositivos compatibles con 5G podrán sacar provecho máximo de la nueva red.

Más allá del debate sobre velocidad, lo cierto es que T-Mobile ganó la carrera que iniciaron en noviembre de 2018 dos de sus competidoras. En el caso de Claro, ese mes hizo demostraciones en vivo de 5G. Semanas después, AT&T reclamó haber duplicado las velocidades de 4G en lo que ha llamado “5G Evolution”, una campaña de mercadeo que provocó que Sprint la demandara por publicidad engañosa.

En todo caso, ninguna de las tres lanzó 5G en Puerto Rico este año.

Mientras, en octubre trascendió la noticia de telecomunicaciones que levantó mayor revuelo en todo el año: Liberty anunció que AT&T vendió su operación local y en Islas Vírgenes a su matriz Liberty Latin America por $1,950 millones. Ambas empresas aseguraron que la movida no respondía a temores sobre el futuro del mercado de Puerto Rico, sino a un plan más abarcador de AT&T por reducir su nivel de deuda.

Se espera que tanto esta consolidación como la fusión de T-Mobile y Sprint, que se quedó en el tintero este año, se concreten antes del verano de 2020.


💬Ver 0 comentarios