Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El presidente de la Universidad del Sagrado Corazón, Gilberto Marxuach, espera poder rehabilitar la estructura que servirá de sede para los empresarios, durante la segunda mitad del  2019 (semisquare-x3)
El presidente de la Universidad del Sagrado Corazón, Gilberto Marxuach, espera poder rehabilitar la estructura que servirá de sede para los empresarios, durante la segunda mitad del 2019. (Juan Luis Martínez)

Los directivos de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) celebraron ayer la asignación de $2.3 millones del Departamento de Comercio (DC) federal, destinados a apoyar los esfuerzos empresariales que realiza esa institución universitaria.

La asignación surge de dos propuestas sometidas a la Administración de Desarrollo Económico federal, (EDA, en inglés) del DC, una de ellas, para remodelar dos edificios identificados en la avenida Juan Ponce de León, que servirán de sede a los empresarios en el sector de las industrias creativas. Para ese fin, la agencia federal otorgó $1.9 millones.

La segunda propuesta obtuvo $400,000 con el propósito de apoyar el programa de aceleración de industrias creativas Nuestro Barrio con asistencia técnica, que incluye talleres, tutoría individual y oportunidades para establecer contactos.

“Estos dos ‘grants’ importantes son una validación del proyecto que hemos estado gestando en la universidad, nos da los fondos para darle continuidad por dos años y la oportunidad de poder desarrollarlo en una estructura física”, expresó el presidente de la USC, Gilberto J. Marxuach Torrós.

Se espera que los proyectos creen y conserven 175 empleos y generen $3 millones en inversión privada.

“Este proyecto nos permite hacer dos cosas: permite trabajar con líderes de empresas y organizaciones y, además, nos permite renovar las estructuras del vecindario y darle una casa a este proyecto”, dijo el presidente de la universidad.

Para el director del Centro de Innovación Colaboración, Neeuko, Javier De Jesús Martínez, la asignación significa la confianza depositada en un proyecto al que se le puede palpar su progreso. La inversión en la estructura, dijo, es cónsona con el plan de Nuestro Barrio de ganar los espacios en desuso y reprogramarlos para poder reactivar la zona con actividad coherente y de base económica tomando en cuenta las industrias ya establecidas y abriendo espacio para las de nueva creación.


💬Ver 0 comentarios