En un tribunal en Nueva York, aceptaron una nueva propuesta que evitaría la liquidación de la cadena de tiendas.

Nueva York - Sears vivirá, al menos por ahora.

El presidente de la compañía y el mayor accionista, Eddie Lampert, ganó la subasta de bancarrota de Sears en Nueva York, evitando así la liquidación de la cadena icónica, según una fuente familiarizada con las negociaciones. La persona aceptó hablar bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada para discutir la negociación públicamente.

Lampert fue el único en presentar una propuesta para rescatar a la compañía. Él había endulzado su oferta varias veces a más de $5,000 millones en los últimos días a través de un afiliado de su fondo de cobertura ESL. Los detalles de los términos finales no se pudieron conocer.

Lampert, quien dirigió a la compañía a la protección de la bancarrota, podría mantener abiertas las aproximadamente 400 tiendas Sears restantes, lo que significaría que se salvarán decenas de miles de empleos, al menos por el momento.

En Puerto Rico, Sears y Kmart generan unos 7,000 empleos directos y mantienen tiendas en los principales centros comerciales del país.

Si Sears, fundado hace 132 años como una empresa de relojes de venta por correo, puede sobrevivir en la era de Amazon, sigue siendo cuestionable.

Sears presentó en octubre la protección por bancarrota del Capítulo 11. En ese momento, contaba con 687 tiendas y 68,000 trabajadores. En su apogeo en 2012, sus tiendas sumaron 4,000.

Lampert djio que todavía hay potencial para la compañía, incluso en su lucha por competir no solo con Amazon, sino también con las tiendas Walmart, Target y Dollar que se han forjado su propio nicho.

"Si bien no hay duda de que un Sears reducido será más viable que la entidad más grande, que luchó por obtener ganancias, seguimos siendo extremadamente pesimistas sobre el futuro de la cadena", dijo Neil Saunders, director gerente de GlobalData Retail. "Desde nuestro punto de vista, Sears sale de este proceso con casi todos los problemas que tenía cuando entró en la protección por bancarrota. En esencia, su mano no ha cambiado y las cartas que tiene no son las que ganan".

Bajo Lampert, Sears sobrevivió cerrando tiendas y vendiendo marcas que habían crecido con la compañía como Craftsman. Lampert ha prestado su propio dinero y ha juntado acuerdos para mantener a la empresa a flote, aunque los críticos dicen que lo ha hecho con el objetivo de beneficiar a su fondo de cobertura de ESL. ESL ha mantenido que los movimientos ponen dinero en efectivo muy necesario en el negocio.

Lampert posee personalmente el 31% de las acciones en circulación de Sears y su fondo de cobertura tiene una participación del 18.5%, según FactSet.

En noviembre, la matriz de Sears y Kmart había presentado una lista de poco más de 500 tiendas que estarían disponibles para la venta, en las que estaban 27 en Puerto Rico. 


💬Ver 0 comentarios