El protocolo comenzó con la realización de las pruebas rápidas de COVID-19 a todos los empleados de Universal y continuó con la redacción de un estricto protocolo y el adiestramiento requerido a todos. (The Associated Press)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Universal Group anunció que desarrolló un protocolo que permite la apertura gradual de las oficinas para retomar casos pendientes, pagos de reclamaciones e inspecciones que requieren trámites en persona siguiendo estrictas reglas de salud y seguridad.

La aseguradora anunció que está preparada para recibir a sus empleados, clientes y socios de negocios a partir del lunes, 4 de mayo con el visto bueno del gobierno para abrir las operaciones de la industria de seguros como servicio esencial en la Fase 1 de la apertura de la economía.

Se indicó que las oficinas y centros de servicios de la aseguradora cuentan con un protocolo estricto de higiene y seguridad que recogen las recomendaciones de las agencias pertinentes, como el monitoreo de síntomas de empleados y visitantes, separación de las áreas de trabajo e instalación de barreras acrílicas para las áreas de atención al público.

“Desde que se implementó la orden ejecutiva de cierre de operaciones, Universal se ha mantenido dando servicios a los clientes a través de nuestras plataformas en internet y el centro de llamadas. No obstante, la industria de seguros es muy compleja y regulada y hay muchos trámites que requieren inspecciones o firmas en persona", explicó la licenciada Josely Vega, presidenta y principal oficial ejecutiva de Universal Group. "Nuestra prioridad es el bienestar de nuestros empleados, clientes y socios, así es que nos hemos asegurado que el regreso a las oficinas sea ordenado y con mucha seguridad para todos".

El protocolo comenzó con la realización de las pruebas rápidas de COVID-19 a todos los empleados de Universal y continuó con la redacción de un estricto protocolo y el adiestramiento requerido a todos. Los empleados se reintegrarán de forma paulatina de acuerdo a las necesidades, y ya han recibido – además del protocolo, un vídeo en el que, de forma amena se detallan las medidas de higiene y seguridad que se tomarán diariamente en todas las facilidades del Grupo. La reintegración de los empleados se realizará de forma voluntaria y según el nivel del riesgo al que están expuestos en su núcleo familiar. Cada día, al llegar a las instalaciones, una enfermera les tomará la temperatura para monitorear y prevenir contagios y se les entregará a cada uno el equipo de protección personal. La compañía no permitirá la entrada a ninguna persona, ya sea empleado, cliente o socio, con una temperatura mayor a 100F grados (38 C).

Las estaciones de trabajo en las oficinas y centros de servicio guardarán la distancia recomendada entre personas, y aquellas áreas de atención al público también contarán con paneles de acrílico para mayor protección. Los empleados también recibirán materiales de protección personal -como mascarillas- para el uso dentro de las instalaciones en todo momento. Asimismo, habrá estaciones con gel antibacterial distribuidas por las áreas de trabajo y ascensores y se cumplirá un horario estricto de 8:30 a.m. a 5:00 p.m..

Se ha establecido un sistema de citas para manejar solo aquellos trámites que deben realizarse en persona. Todas las transacciones que puedan realizarse por internet o teléfono, como el pago de pólizas, continuarán operando como hasta ahora.

"En este momento, hay muchas personas que esperan por el pago de sus reclamaciones para reparar sus unidades o resolver sus necesidades inmediatas", expresó Vega, y añadió que el cierre de operaciones también afectó los desembolsos relacionados a proveer ingresos a los asegurados, como pagos del Seguro por Incapacidad No Ocupacional Temporal (SINOT), distribuciones de IRAs y otras cuentas que requieren firmas.

Los visitantes también deben seguir las reglas de acudir con mascarilla, tomarse la temperatura en la entrada de las instalaciones y mantener la distancia recomendada. No se permitirán los acompañantes, y se limitará la cita a una persona por reclamación.

“En Universal estamos comprometidos con Puerto Rico en este momento y queremos poder servir a los asegurados, a la vez que mantenemos seguros a nuestros empleados, clientes y socios y apoyamos el despegue económico de nuestro país” concluyó Vega.


💬Ver 0 comentarios