El personal de Wovenware en su nueva localidad en San Juan. (Suministrada)

Con una inversión de $500,000, la empresa boricua de tecnología Wovenware triplicó su huella al mudarse a un nuevo local de 13,000 pies cuadrados en San Juan.

Es un espacio con la idea de llevar la compañía a ser global. Aquí es como un campus, pero en el mismo medio de la ciudad”, destacó el principal ejecutivo de Wovenware, Christian González, sobre las nuevas oficinas que por su amplitud algunos empleados ya llaman “Wovenplex”, en alusión a la sede corporativa de Google, conocida como Googleplex.

La mudanza se produjo tras cerca de un año de búsqueda, porque el espacio que ocupaban en Santurce se les había quedado pequeño para acomodar su crecimiento en proyectos, clientes y empleomanía, indicó el cofundador y director de Operaciones Carlos Meléndez. “Nuestro crecimiento en ventas desde 2016 ha sido de más de 100%. Y en 2019 vamos a subir como de 30% a 50% respecto a 2018”, detalló.

Por su parte, González auguró que a base del volumen de negocios que ya tienen cerrados para 2020, esa tendencia se replicará el próximo año.

En cuanto al aumento en plantilla, la empresa, que se concentra en usar inteligencia artificial para desarrollar soluciones de software a la medida de los clientes privados y del gobierno federal, ha contratado a cerca de 50 desarrolladores, científicos y especialistas de datos en lo que va de año, para un total de 105 empleados y cerca de 10 contratistas.

Según compartió Meléndez, parte esencial del atractivo de esta nueva localidad, ubicada en las oficinas centrales de su arrendador, el Departamento de Recreación y Deportes, fue la colindancia con instalaciones deportivas, como canchas, campos de fútbol y gimnasio, además de áreas para caminar.

En el recorrido de Negocios, también se observaron jardines verticales dentro de la oficina, espacios para trabajar de pie y con vista a las áreas verdes, así como áreas comunes para compartir y hasta una sala de masaje.


💬Ver 0 comentarios