Sigue estos consejos para mantener tu dinero si el cierre por el coronavirus te dejó sin ingresos. (comuniQue END)

En estas dos semanas de encierro forzoso que comenzaron el pasado 15 de marzo y que, de no extenderse, están pautadas para terminar el 30 del mismo mes, representan para muchas personas un periodo en el que verán reducidas sus fuentes de ingresos o simplemente no cobrarán.

Aunque el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos no se ha aventurado a anticipar de cuánto pudiera ser el aumento en las solicitudes de desempleo a raíz del cierre de gran parte del sector público y privado para contener la propagación del coronavirus COVID-19, el Departamento del Trabajo de Estados Unidos informó que se presentaron más de 250,000 nuevas solicitudes en ese país durante la semana que concluyó el sábado pasado, un alza de 25% sobre la semana anterior.

Ante esta realidad, el profesor José A. Medina, educador y consejero certificado en finanzas personales, contó que “nos vienen muchas preguntas del impacto que tendrá en la economía del hogar la crisis que está causando la pandemia del coronavirus”.

Medina, quien también presiden Finanzas al Máximo, compartió las siguientes recomendaciones de qué hacer para evitar un impacto a las finanzas de cada persona y familia:

1. Verificar cuánto dinero en efectivo se tiene disponible.

Revisar el balance disponible en cuenta de cheque y/o de ahorro de su institución financiera (cooperativa y/o banco) y llevar un seguimiento en el uso de este.

2. Hacer un listado de los compromisos financieros fijos del mes.

Hacer una lista de cada deuda, con su fecha de vencimiento, y tener a la mano el número telefónico de servicio al cliente de cada institución.

3. Confeccionar un presupuesto especial basado en prioridades.

Se debe de enfocar en el uso del dinero en los asuntos más importante de las necesidades del hogar: alimentos, utilidades y gasolina.

4. Compra prudente en el supermercado.

No compre por histeria. Planifique su compra del modo que le permita no volver a salir al supermercado en una semana. Haga una compra de los artículos necesarios para la alimentación e higiene personal, pues el dinero que se tiene es limitado por la incertidumbre de cuándo se volverá a trabajar. Aproveche los cupones de descuento y especiales.

5. Establezca poco a poco una alacena de alimentos suficiente para un mes.

Dependiendo del número de los miembros de la familia, tenga a la mano suficientes suministros de acuerdo con las necesidades o condiciones alimenticias de cada uno de ellos

6. Haga uso apropiado de los ahorros disponibles.

Para los que tienen ahorros para las emergencias, tome control de maximizar y controlar el uso de este. Establezca una cantidad mínima que no se va a usar, con el fin de tener un dinero para una emergencia no prevista.

7.No olvide tener dinero para los medicamentos de seguimiento.

Recuerde las condiciones de salud de algún miembro de la familia y mantenga un inventario suficiente para salir lo menos posible. Póngase en contacto con su médico para tener una receta de seguimiento o “refill” de antemano.

8. Haga uso prudente de la tarjeta de crédito.

Ante la realidad de que no tengamos entrada de dinero por el cierre laboral en las próximas semanas, y no tengamos ahorros para las emergencias; limitemos el uso de la tarjeta de crédito. Recuerde que son instrumentos de altos intereses y si compromete sus límites de crédito se afectará su puntuación crediticia o “empírica”.

9. Aproveche el internet.

Puede realizar compras de artículos de primera necesidad sin salir de la casa con ofertas y descuentos disponibles.

10. Cancele o dé de baja servicios no esenciales.

Cancele las suscripciones que no tengan penalidad. Verifique si puede cambiar ofertas “premium” a tarifas básica. Es tiempo de ahorrar.

11. Cuide su crédito.

Las instituciones estarán ofreciendo diversas ayudas a los que han perdido sus ingresos por el cierre laboral. Tome iniciativa y llame a su institución financiera (cooperativa o banco) para los ofrecimientos de moratorias o prorrogas. De esta manera no se afectará el crédito. Tome esta acción a tiempo. No deje que llegue el vencimiento de la deuda, ya que afectará sus futuras gestiones crediticias.

12. Buena oportunidad para crear un huerto casero en el hogar.

Tal vez no resuelva de inmediato las necesidades de alimentación, pero nos ayudará si esta situación se prolonga o se vuelve a repetir en un futuro cercano. Además, puede ser una actividad donde toda la familia participe.

13. Buscar una segunda fuente de ingreso.

Nos han dicho muchas veces que tenemos que reinventarnos. Hay personas que siguen comprando porque tienen el dinero para gastarlo o invertirlo. Esto representa una oportunidad de ofrecer un servicio o producto que atienda esas necesidades de manera virtual (Ejemplo: tutoría en línea para estudiantes). No es nada fácil, pero podemos intentarlo. Cuidado con los negocios fáciles que prometen hacerte millonario rápido.

14. Ayuda para empresarios y organizaciones sin fines de lucro.

Se activaron los préstamos de ayuda para esta crisis, en particular por el Small Business Administration. Puede solicitar cualquier negocio y organización sin fines de lucro. Se trata de préstamos especiales al 3.75% de interés anual. Información: https://www.sba.gov/disaster.

15. Usar bien la ayuda delgobierno federal.

Hay un proyecto que se está legislando a nivel del Congreso de los Estados Unidos, que propone una ayuda monetaria especial a las personas (incluye a Puerto Rico). Cualquier dinero que se reciba del gobierno federal, debemos de hacer un uso responsable para mantener nuestras necesidades básicas cubiertas.

16. Practiquemos la economía solidaria (generosidad).

Todos estamos siendo afectados por esta crisis histórica jamás pensada para un mundo moderno, aunque pronosticada por expertos en la materia. Nos toca ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

17. Alianzas estratégicas entre emprendedores y empresarios.

Los empresarios, los comerciantes, los que trabajan por cuenta propia; no debemos vernos como competencia, sino hacer alianzas estratégicas para ayudarnos unos a otros con consejos de cómo podemos reinventar nuestros negocios. Es tiempo de actualizarnos hacia el uso de la tecnología. Ya quedó demostrado que la tecnología no es una opción, sino que es una realidad para la subsistencia de cualquier negocio o empresa.


💬Ver 0 comentarios