¿Se mudó de Puerto Rico en el 2017? Conozca los criterios a considerarse para saber si tiene que tributar en la Isla

Por CPA Nelson R. Maldonado

A raíz del paso del huracán María fueron muchos los puertorriqueños que tomaron la difícil decisión de mudarse de nuestra isla en busca de una mejor calidad de vida.

Dado que contamos con ciudadanía americana, el destino seleccionado por muchos fue Estados Unidos. Al momento de tomar dicha decisión, no necesariamente se tomó en cuenta el impacto que esto tendría al momento de rendir la planilla de contribución sobre ingresos. Ahora que se acerca el momento de completar y radicar la planilla, debemos entender qué efecto tuvo esta decisión en la planilla para el año contributivo en el que ocurrió la mudanza y cuántas planillas se deben radicar.

De acuerdo con la Sección 933(1) del Código de Rentas Internas Federal, un individuo que haya sido residente bona fide de Puerto Rico durante todo el año contributivo no tendrá la obligación de completar una planilla federal mientras todo su ingreso sea de fuentes de Puerto Rico. Sin embargo, en el caso de un individuo que se haya mudado, se verá obligado a completar tanto una planilla federal como una planilla de Puerto Rico para el año de la mudanza.

Como regla general, un individuo se considera residente bona fide de Puerto Rico si ha estado presente en Puerto Rico por un periodo de ciento ochenta y tres días durante el año natural. No obstante, el cumplir con esta regla durante el año de la mudanza no implica que el contribuyente se considerará residente bona fide de Puerto Rico durante todo el año contributivo. Sobre todo, si la intención de la mudanza es relocalizarse permanentemente y establecer domicilio fuera de Puerto Rico. En estos casos, el individuo se considera residente de Puerto Rico hasta la fecha en la que ocurre la mudanza.

El ingreso a ser reportado en ambas planillas dependerá de la fecha en la que ocurre la mudanza, ya que la planilla de Puerto Rico presentará todo el ingreso generado de todas la fuentes durante el período en el que el individuo se considere residente de Puerto Rico, mientras que el remanente será presentado en la planilla federal.

Por ejemplo: un individuo que fue residente de Puerto Rico desde el 1 de enero 2017 al 30 de septiembre 2017 reportará, en la planilla de Puerto Rico, la totalidad del ingreso de todas las fuentes generado durante ese periodo. Por otro lado, el ingreso generado en Estados Unidos desde el 1 de octubre de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2017, no tendrá que ser reportado en la planilla de Puerto Rico, a menos que durante ese período, aún ya mudado, todavía genere algún ingreso proveniente de Puerto Rico. Es importante mencionar que aún cuando el individuo se haya mudado el 1.º de enero del 2017, si este generó algún tipo de ingreso de fuentes de Puerto Rico, como por ejemplo, un pago retroactivo o ingreso de alquiler sobre una propiedad localizada en Puerto Rico, tendrá la obligación de completar una planilla en Puerto Rico para reportar y tributar sobre esos ingresos.

Existirán ocasiones en que ciertas partidas de ingresos deberán ser reportadas tanto en la planilla de Puerto Rico como en la planilla federal. No obstante, esto no significa que el contribuyente pagará contribuciones por el mismo ingreso dos veces. Para estas instancias, el contribuyente cuenta con el mecanismo del crédito por contribuciones pagadas a países extranjeros. El contribuyente pagará la contribución al país en el cual generó el ingreso y, además, reclamará al país donde reside un crédito por dichas contribuciones pagadas al país donde se originó dicho ingreso.

En cuanto a las deducciones, la ley provee para que el individuo tome ciertas deducciones, las cuales disminuyen la cantidad de ingreso tributable en la planilla, como son el pago de intereses sobre la hipoteca de la residencia principal, donativos, entre otros. Como consecuencia de no reportar el 100 % del ingreso en la planilla de Puerto Rico, el individuo no tendrá derecho al 100 % de las deducciones admisibles a contribuyentes individuales. Estas deducciones tendrán que reducirse en la misma proporción del ingreso que no se está incluyendo. Afortunadamente, esta limitación no aplica a la exención personal ni a la exención de dependiente.

Como regla general, el individuo vendrá obligado a completar una planilla estatal en el estado al que decida mudarse. En esta planilla deberá reportar todo el ingreso generado desde el día en que se mudó al estado correspondiente. Sin embargo, es importante aclarar que existen nueve estados que no tienen este requisito: Alaska, Florida, Nevada, New Hampshire, South Dakota, Texas, Tennessee, Washington y Wyoming.

Además, existe un requisito adicional para radicar el Formulario 8898 con el Servicio de Rentas Internas Federal (IRS en inglés) en el año en que se rompe la residencia en Puerto Rico. El propósito de este formulario es notificar al IRS que el contribuyente dejó de ser un residente bona fide de Puerto Rico. Este debe ser completado solo si el ingreso bruto del contribuyente excede de $ 75,000 durante el año en que ocurre la mudanza.

Según lo antes mencionado, la cantidad y tipo de planillas que deben completarse durante el año de mudanza podrían variar.

El autor es colaborador especial del Colegio de CPA.


💬Ver 0 comentarios