En Puerto Rico, Popular ha procesado hasta el momento 15,277 solicitudes para un total de $1,036 millones en fondos de SBA. (archivo)

Popular anunció hoy que, al 1 de mayo, había procesado $1,243 millones en préstamos bajo las dos rondas del Programa de Protección de Nómina (Paycheck Protection Program o PPP, por sus siglas en inglés) de la Administración de Pequeños Negocios federal (SBA).

Estos préstamos benefician a 16,397 pequeños y medianos negocios que emplean a más de 235,000 personas.

Del total, se han otorgado $1,058 millones a través de Banco Popular de Puerto Rico y $185 millones a través de Popular Bank, la subsidiaria bancaria de Popular en los Estados Unidos.

La institución indicó que, desde el comienzo de la segunda ronda del programa el 27 de abril, Banco Popular de Puerto Rico ha procesado 14,082 solicitudes por $660 millones en fondos, de los cuales $647 millones fueron en Puerto Rico y $13 millones en las Islas Vírgenes.

“Conscientes de la importancia del programa para los pequeños y medianos negocios en la isla, movilizamos nuestros recursos humanos y tecnológicos para poder allegarle los más fondos posibles. Nos sentimos sumamente satisfechos de haber podido procesar todas las solicitudes completas que hemos recibido al día de hoy. Además, continuaremos recibiendo y procesando solicitudes mientras la SBA mantenga abierto el programa y tenga fondos disponibles”, dijo Ignacio Álvarez, principal oficial ejecutivo de Popular.

En Puerto Rico, Popular ha procesado hasta el momento 15,277 solicitudes para un total de $1,036 millones en fondos. Estos negocios emplean a más de 227,000 personas. De estas solicitudes, un 61% por ciento han sido por menos de $25,000 y un 31% de entre $25,000 y $150,000.

“Los pequeños y medianos negocios son el corazón de una comunidad, y en Popular estamos apoyándolos, particularmente en este momento tan difícil. Los resultados demuestran nuestro compromiso y alcance en este segmento tan vital para nuestra economía. Agradecemos a nuestros clientes y otros negocios que radicaron solicitudes con nosotros por su confianza y a nuestros compañeros que han trabajado incansablemente para hacer posible estos resultados”, añadió Álvarez.

El programa es una de las piezas principales del Coronavirus Aid, Relief and Economic Security Act (CARES Act), una legislación histórica diseñada para ayudar a los negocios afectados por la pandemia de COVID-19.

El Congreso de los Estados Unidos lanzó el programa con una asignación inicial de $349 mil millones, y debido a la gran acogida que tuvo este, los fondos se extinguieron en trece días.

El programa se reactivó el 27 de abril luego de una asignación adicional de $310,000 millones. En esta segunda ronda, hasta el 1 de mayo, la SBA había aprobado $176,000 millones en préstamos.


💬Ver 0 comentarios