Nacido y criado en Mayagüez, este inversionista ahora tiene una fortuna de $3,000 millones, fomenta el empresarismo en la isla y es el puertorriqueño más acaudalado que conocemos públicamente.

El inversionista puertorriqueño Orlando Bravo es la primera persona nacida en la isla en ser parte de la selecta lista de los 400 estadounidenses más ricos, anunció ayer la revista especializada en finanzas Forbes.

Natural de Mayagüez, Bravo debutó en el puesto 287 de la lista de este año, con una fortuna estimada por Forbes en $3,000 millones a base de su participación en la firma de capital privado Thoma Bravo y sus fondos en efectivo.

Bravo es socio administrador de la firma Thoma Bravo, donde se dedica a adquirir compañías de software, mejorar su desempeño y luego venderlas. Así ha llevado a la firma a contar con $39,000 millones en activos, según Forbes, quien lo describió como el mejor negociador de Wall Street.

De acuerdo con la revista, Thoma Bravo actualmente supervisa una cartera de 38 compañías de software que generan unos $12,000 millones en ingresos anuales y emplean a 40,000 personas. La publicación estimó en $7,000 millones el valor de la firma, que pertenece a Bravo y a un puñado de socios.

El mayagüezano de 49 años, que reside en San Francisco, California, desde que salió de la isla a cursar estudios universitarios a finales de la década de 1980, es uno de los 19 mil millonarios que este año entraron por primera vez en la lista, que es encabezada por figuras reconocidas como Jeff Bezos, fundador de Amazon; Bill Gates, cofundador de Microsoft; Warren Buffett, presidente de Berkshire Hathaway; y Mark Zuckerberg, cofundador de Facebook, en los primeros cuatro puestos.

Bravo se dio a conocer en la isla en mayo pasado, cuando anunció que donó $100 millones ensu carácter personal, a través de su fundación Bravo Family Foundation, para brindar apoyo, desde Mayagüez, a emprendedores tecnológicos locales que estén en etapas tempranas y medias.

El empresario, quien está casado y tiene cuatro hijos, posee un bachillerato en Ciencias de la Universidad de Brown, una maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Stanford y un doctorado en Jurisprudencia también de Standford. 


💬Ver 0 comentarios