El Residence Inn by Marriot, en Isla Verde, cuenta con 231 suites y dos piscinas.
El Residence Inn by Marriot, en Isla Verde, cuenta con 231 suites y dos piscinas. (Vanessa Serra Díaz)

La zona hotelera de Isla Verde cuenta desde este miércoles con una nueva hospedería, luego de que el Residence Inn by Marriott abrió sus puertas, tras una inversión de unos $60 millones por parte de la empresa puertorriqueña Interlink.

Contrario al resto de hoteles en el área, una de las principales para el turismo del país, esta propiedad está diseñada para estadías prologandas, por lo que apuesta a recibir, principalmente, a familias y viajeros de negocios.

El financiamiento del proyecto estuvo liderado por FirstBank y contó con la participación del Banco Cooperativo de Puerto Rico y la Corporación para el Desarrollo Hotelero.

“Nosotros (Interlink), que venimos invirtiendo en hoteles hace 20 años, siempre hemos sabido que Residence Inn by Marriott es el número uno por mucho en el segmento de estadías prolongadas”, expresó el presidente y principal oficial ejecutivo de Interlink, Federico Sánchez, en un aparte con El Nuevo Día.

Una de las suites del Residence Inn by Marriot, en la que destaca una decoración minimalista.
Una de las suites del Residence Inn by Marriot, en la que destaca una decoración minimalista. (Vanessa Serra Díaz)

“Puerto Rico tiene potencial en el viajero de negocios y familia, por lo que el Residence Inn es muy fuerte complaciendo a esos dos grupos de viajeros que tienen sus necesidades e intereses particulares. Entendemos que hay una gran demanda porque hay profundidad en el mercado”, añadió.

El Residence Inn -que se construyó en un lote de estacionamiento en desuso- cuenta con 231 suites con cocinas equipadas, un área de trabajo y una sala de estar separada a la habitación. Al igual que en el resto de la propiedad, en las habitaciones se destacan los colores blanco y crema, lo cual crea un ambiente minimalista y moderno.

La propiedad cuenta con dos piscinas, una de ellas para niños, que fue diseñada con juegos, fuentes y chorreras. Igualmente, posee dos bares, gimnasio, espacio para reuniones e internet inalámbrico gratis. El desayuno está incluido en la reserva.

Como parte de su oferta culinaria, la reconocida panadería puertorriqueña Sobao se establecerá en el hotel próximamente. El establecimiento estará ubicado en el primer nivel y, a juicio de Sánchez, se convertirá en uno de los principales sitios de encuentro de la zona de Isla Verde.

El diseño de la propiedad estuvo a cargo de la firma Álvarez-Díaz & Villalón, que procuró una fachada contemporánea y en armonía con el entorno urbano y el medio ambiente, con la instalación de iluminación LED y sistemas para lograr eficiencia en el consumo de energía eléctrica.

Del diseño de la propiedad resalta la obra escultórica “Quimera de mar” del artista Luis Torruella, que fue hecha en aluminio y colocada en una de las paredes exteriores de la estructura. Además, la artesana local Aleida Cárdenas tendrá una exhibición permanente de sus piezas de macramé en el vestíbulo de la hospedería.

De acuerdo con Sánchez, la apertura del hotel generó 100 empleos, mientras que durante la construcción contrataron a otras 350 personas.

Para el gobernador Pedro Pierluisi, la apertura de este hotel consolidará la oferta turística de Puerto Rico, que en 2021 mostró signos de recuperación, tras alcanzar la cifra récord de $1,304 millones en ingresos por alojamientos.

“El crecimiento del sector turístico en Puerto Rico es testimonio de nuestra competitividad como destino. Interlink ha sido pieza clave en la expansión de nuestro sector hotelero y la llegada del innovador Residence Inn de Isla Verde con bandera de Marriott es otro gran paso para continuar ampliando nuestra oferta en la isla”, expresó el gobernador durante una conferencia de prensa.

La segunda piscina del Residence Inn by Marriot está dedicada a los niños.
La segunda piscina del Residence Inn by Marriot está dedicada a los niños. (Vanessa Serra Díaz)

Marriott amplía su presencia en Puerto Rico

Con la inauguración del Residence Inn, los hoteles de Marriott en Puerto Rico ascendieron a 14, lo que para la directora de Desarrollo para el Caribe de la compañía, Paula Cerrillo, es prueba de que en la isla hay “apetito” para el desarrollo de la industria turística.

Añadió que la isla representa un mercado clave para el crecimiento de Marriott en la región caribeña y se mostró confiada en que habrá nuevos proyectos hoteleros en el futuro. De acuerdo con la ejecutiva, los hoteles de la compañía en Puerto Rico tienen “números fenomenales”.

“Al huésped americano, que es el mercado natural de Puerto Rico, le encanta la isla. Especialmente, creo que ahora es un momento único, porque hay muchos inversionistas apostando por Puerto Rico y porque luego de salir de la pandemia Puerto Rico ha acaparado mucha atención y la gente que ha empezado a venir a un destino para vacacionar o trabajar se está dando cuenta de la realidad de Puerto Rico y le está enamorando”, apuntó Cerrillo.

De lado de Interlink, Sánchez destacó que su portafolio de hoteles con Marriott aumentó a cuatro. Además del Residence Inn, la empresa desarrolló los hoteles Sheraton Puerto Rico, The St. Regis Bahía Beach Resort y el AC Hotel San Juan. La firma también es socia de Hotel El Convento y el Hotel Palacio Provincial.

Sobre cuáles son sus planes de cara al futuro, el empresario reveló a El Nuevo Día que actualmente mantiene conversaciones con Marriott para la construcción de un segundo Residence Inn en Puerto Rico.

“No solo Residence Inn, Marriott tiene una amplia gama de banderas y en Puerto Rico hay espacio para muchas de ellas”, acotó Sánchez.

💬Ver comentarios