La compañía busca una extensión del contrato de arrendamiento del aeropuerto Luis Muñoz Marín

El director ejecutivo de Aerostar Airport Holdings, Jorge Hernández, alegó hoy, lunes, que las imágenes que trascendieron públicamente hace unas semanas de un supuesto abandono y deterioro en áreas del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, en Carolina, responden realmente a unas zonas del Terminal D que están en reconstrucción.

No obstante, el presidente del operador privado de la principal instalación portuaria del país, reconoció que -tras las denuncias- procedieron a colocar rotulación adicional en el Terminal D y sus áreas de arribos internacionales. Argumentó, además, que una imagen en la que se aprecia que falta una loza en el suelo corresponde a un área a la que supuestamente no tiene acceso el público.

“Estamos viendo áreas impactadas en construcción que, como parte de las necesidades, hay que trabajarlas para seguir mejorando la experiencia del pasajero. Nosotros, sí hemos tomado el tema de rotulación muy en serio y hemos añadido rotulación a esos afectos, no solo rotulación que diga que el área está en construcción, sino presentado imágenes de cómo se visualiza el área una vez completados los trabajos”, dijo Hernández durante una vista de la Comisión de Gobierno del Senado.

“Esas áreas, algunas de estas, no permiten que yo pueda segregar al pasajero del área de construcción porque son las únicas áreas por donde podemos hacer la salida de los pasajeros”, añadió.

El senador Ramón Ruiz Nieves, presidente del organismo, se expresó insatisfecho con los argumentos del deponente, ya que estas deficiencias le habían sido advertidas a Aerostar -previo a que trascendieran públicamente en abril- en el informe de monitoreo del mes marzo comisionado por la Autoridad de los Puertos a una empresa privada para velar por el cumplimiento de la operación de Aerostar.

“En marzo estaban señaladas (estas deficiencias) y vuelve y salen en el (informe del) mes de abril…”, puntualizó Ruiz Nieves al mostrar parte de las imágenes contenidas en el documento donde se apreciaba, entre otras cosas, fotos de plafones acústicos manchados y áreas de los baños que necesitaban reparación.

Contó que hace unas dos semanas, tras regresar de un viaje al estado de Florida, pudo constatar algunas de estas deficiencias. A la hora de su arribo, cerca de la medianoche, dijo, no había concesionarios de comida ni bebidas operando y nunca pudo conseguir un empleado de Aerostar que lo asistiera.

“Encontramos ascensores y correderas fuera de servicio, escaleras eléctricas apagadas cuando continuamente hay personas que tienen algún impedimento, alguna condición… el flujo de pasajeros (a esa hora) era mínimo, por lo tanto, te permite poder observar que hay unas áreas que están en perfectas condiciones, pero hay otras áreas que hay que seguir mejorando”, expuso el senador.

Hernández, por su parte, alegó que actúan con la “mayor celeridad posible” para corregir los señalamientos incluidos en el monitoreo, pero que “en algunos casos las acciones que se deben tomar pueden demorar más de lo deseado” debido a que son trabajos especializados que deben ser realizados por compañías externas.

Entre las medidas que Aerostar ha tomado recientemente, está la contratación de tres compañías para el mantenimiento de la instalación, trabajos que hasta marzo recayeron en una sola empresa; la rehabilitación de la pista de rodaje Noviembre (Taxiway N), la pintura del exterior del estacionamiento multipisos y la instalación de nueva estación de inspección federal de equipaje. Mientras, una vez concluidos los trabajos de Terminal D, estimado para agosto de este año, procederán a realizar mejoras en el Terminal A, con un costo proyectado de $22 millones.

Los trabajos en el Terminal D, estimados en $14 millones, incluyen la integración de elementos que destaquen la cultura puertorriqueña. “Los pisos van a incluir, inclusive, dibujos taínos, cuestión de traer más esa experiencia de que estamos en Puerto Rico, puertorriqueñizar la experiencia en el aeropuerto”, expuso.

Como parte de los “retos” que enfrenta la empresa, detalló Hernández, está la remoción anual de unos 250,000 chicles. “Tenemos que hacer y ejecutar unos ejercicios específicos de remoción de chicle varias veces durante el año…este tipo de situación no es muy común en otros aeropuertos”, indicó. “Es un proceso continuo, es uno de los retos que tenemos”, añadió.

Aerostar ha invertido $296 millones en mejoras capitales. De estos, $41 millones responden a fondos federales.

“Claro que hay unas mejoras en el aeropuerto tangibles, unas mejoras que el gobierno no las pudo hacer y eran parte de unos requerimientos federales que tenía que cumplir la Autoridad de los Puertos sin tener el capital y por eso se busca Alianza Público Privada. Pero, dentro de este espacio hay otros asuntos a discutirse”, expresó Ruiz Nieves.

Se reduce el número de pasajeros

Hernández indicó que, a pesar de que el aeropuerto internacional terminó el 2021 con el movimiento de 9.7 millones de pasajeros, un número récord desde que están operando la concesión, enfrentan una marcada reducción en el número de vuelos internacionales.

“Antes de la pandemia el número de vuelos internacionales estaba en un 10% y, actualmente, apenas alcanza el 1%”, señaló al agregar que entre las líneas que dan servicio localmente está Iberia, Copa y Avianca.

Sobre el alza en el número de visitantes dijo que eso “te habla del destino, del compromiso de las líneas aéreas y te habla, obviamente, de que las líneas aéreas y la comunidad se sienten cómodos con lo que tienen, con los servicios, la operación y las facilidades que tienen en San Juan”.

💬Ver comentarios