El 7% de impuesto de alojamiento es cobrado directamente por Airbnb a los huéspedes y se entregan a la Compañía de Turismo.
El 7% de impuesto de alojamiento es cobrado directamente por Airbnb a los huéspedes y se entregan a la Compañía de Turismo. (Suministrada)

La plataforma de alquileres a corto plazo Airbnb anunció que ha recaudado y remitido al gobierno de Puerto Rico un total de $16 millones, correspondientes al impuesto de hospedaje (“room tax”) del 7% aprobado en la isla. Los datos corresponden al periodo comprendido entre el 1 de agosto del 2017 y el 31 de agosto del 2020.

En 2017, Airbnb estableció un acuerdo con la Compañía de Turismo de Puerto Rico para formalizar el alojamiento a corto plazo. Bajo ese acuerdo, comenzó a recaudar el 7% de impuesto de alojamiento a los viajeros que usan la plataforma. Estos impuestos son cobrados directamente por la empresa a los huéspedes y se entregan a la Compañía de Turismo.

Airbnb aseguró, mediante comunicado de prensa, que es la única empresa digital en el país que recauda este impuesto de los turistas que visitan la isla. Agregó que el sistema para alquilar viviendas ha hecho posible que miles de familias puertorriqueñas ganen dinero extra.

“Nuestro propósito es ayudar a Puerto Rico, sus municipios y la comunidad en general a desarrollar el turismo mediante la apertura de nuevas y diferentes opciones de hospedaje, pero sabemos que también es nuestra responsabilidad trabajar de la mano de las entidades gubernamentales para hacerlo de una manera ordenada, contribuyendo a la recolección y al pago de los impuestos correspondientes”, mencionó Carlos Muñoz, gerente de Políticas Públicas de Airbnb para Centroamérica y el Caribe.

Hace unos días, Airbnb presentó un estudio en donde se analizan las búsquedas realizadas en la plataforma en Puerto Rico en agosto y septiembre, que reveló que un 80% de las búsquedas son realizadas por locales y el 20% por extranjeros, lo que sugiere que serán los puertorriqueños quienes reactivarán el turismo de manera local. “Sabemos que hoy, más que nunca, se necesita una reactivación económica del turismo de manera responsable, y en Airbnb estamos dispuestos a colaborar de la mano de nuestros anfitriones y con las autoridades locales para hacer esto posible”, concluyó Muñoz.

Airbnb es una plataforma tecnológica que ofrece más de siete millones de alojamientos y 50,000 actividades curadas por anfitriones locales. Está disponible en más de 60 idiomas a lo largo de más de 220 países y regiones.