La Finca Bee Happy, en Aibonito, cuenta con un área llamada “Monte y Mesa” desde donde los visitantes pueden disfrutar de hermosos atardeceres. (Piccolomondopr.com)

Con pandemia o sin pandemia, acampar ha sido, sin duda, una de las actividades favoritas de los puertorriqueños. Sin embargo, ha cobrado mayor relevancia particularmente ahora con la necesidad de mantener el distanciamiento social requerido por el COVID-19.

En momentos en que hoteles, Airbnbs y paradores operan con cierta limitación, acampar se alza como una buena opción para vacacionar durante la Semana Santa que inicia mañana.

En entrevista con El Nuevo Día, Berman la Torre, propietario de la hacienda Mi Remanso, en Caguas, afirmó sentirse sorprendido por la notoriedad que ha cobrado el camping en los últimos meses.

“Es una modalidad, especie de deporte y cultura muy sana porque estás en la naturaleza y que mejor que, con esto del COVID, estar en el medio del bosque respirando aire libre”, dijo.

Luego de la pandemia, según La Torre, las visitas de familias, parejas y amigos, principalmente puertorriqueños, se han duplicado y se espera que para Semana Santa no sea la excepción.

“Yo estimo que estará lleno a capacidad. Por eso les digo que es importante que reserven con tiempo porque, aunque aún quedan espacios, está próximo a llenarse”, puntualizó La Torre.

Por su parte, Fernand Reyes, propietario de la Finca Bee Happy, indicó que su clientela es local, y es más familiar. “Muy pocas veces nos visitan turistas”, sostuvo haciendo hincapié en que se siente bien contento de recibir familias que opten por acampar y no por irse a hoteles tradicionales.

“Acampar es conectar con la naturaleza y desconectarte de la ciudad”, expresó Reyes, quien reconoce que al acampar, revives tu calma interior.

Opciones variadas

Ya sea en campo, en ciudad, cerca de ríos y arrollos, a la orilla del mar, entre montañas o en riscos, Puerto Rico está repleto de espacios que invitan a quedarse. Y conociendo esto de primera mano, cada día son más los propietarios de fincas que deciden abrir sus puertas para hospedar a quien cargue con su caseta y su “sleeping bag”.

Si acampar es una alternativa viable para ti, aquí te mencionamos algunos de los lugares favoritos de los “campers” locales:

Bosque Guajataca

Ubicado en la región noroeste de Puerto Rico, entre los pueblos de Quebradillas e Isabela, este bosque se distingue por ser uno de los 14 bosques públicos que componen el Sistema de Bosques del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Dentro de las actividades que puedes disfrutar cerca del área figura el “hiking”, así como visitar la Cueva del Viento, a la cual podrás acceder a través de una escalinata de madera. Para acampar aquí debes reservar a través de las oficinas del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales. El costo es de $2 para menores de 10 años y $4 para los mayores.

Bosque Guajataca, entre Quebradillas e Isabela. (Piccolomondopr.com)

Finca Puerco Suelto

Enclavada en el municipio de Orocovis, esta finca ofrece atracciones accesibles para el público, entre ellas, su concepto de “Caminata monte adentro” la cual consiste en hacer un recorrido por el área del canal hidroeléctrico, construido en el año 1914. Desde el lago Matrullas, atravesando toda la montaña y pasando por la finca Puerco Suelto, esta es una caminata aproximadamente de seis millas, donde se ven construcciones de principios del 1900, puentes y hermosas represas.

Además, desde allí se ven hermosos paisajes, cascadas y charcos, mientras atraviesan el bosque de Toro Negro y la famosa quebrada Doña Juana. El costo para acampar son $5 por persona por noche.

Finca Puerco Suelto, en Orocovis.

Rio Blanco Campground

Río Blanco Campground es una finca de 3.5 cuerdas ubicada en la cima de una montaña de Naguabo con vista al Bosque Nacional El Yunque. Este espacio se distingue por ser un lugar tranquilo, limpio y seguro para acampar en caseta. Cuenta con baños, duchas, gazebos, área de fogatas y áreas recreativas para disfrutar del paisaje.

El costo por acampar es de $10 por persona. Entre las atracciones cercanas al río se encuentra el famoso charco El Hippie.

Hacienda Monte Rey

Este camping está situado en una propiedad privada en las afueras del Bosque Nacional El Yunque en el pueblo de Luquillo. El área de acampar es una zona de 15 acres dentro de una propiedad privada de 40 acres de selva tropical con flores, palmeras, varios árboles frutales y el río Sabana, uno de los muchos que se originan en El Yunque.

Las atracciones cercanas incluye al Bosque Nacional El Yunque, al igual que las playas y kioskos de Luquillo. No hay electricidad, pero no es necesaria ya que el cielo estrellado es el espectáculo de todas las noches. El costo para grupos de dos a cuatro personas es de $30 y $10 por personas adicionales por noche.

Hacienda Monte Rey, en Luquillo.

Finca Bee Happy

La finca Bee Happy se encuentra en una de las montañas del barrio Asomante en Aibonito. Como parte de sus atracciones principales, ofrecen al visitante un paseo por toda la finca en un antiguo camión militar bautizado como “El Zángano”. Además, el área cuenta con un lugar para comer, baños con duchas de agua caliente, electricidad, fogata, granja con animales y un manantial.

Cabe destacar que cuenta con un área llamada “Monte y Mesa” en donde los visitantes reflexionan o disfrutan de los hermosos atardeceres. Por último, cuentan con una segunda área de acampar para los más experimentados en donde puedes llegar a través de vehículos 4x4. Los costos comienzan desde $20 en adelante. Todo depende el tamaño de la caseta y del área en el que quieras acampar.

Finca Bee Happy, en el barrio Asomante de Aibonito.

AventureoPR Campsite

AventureoPR Campsite se encuentra situado junto al lago Guajataca en Camuy, único lago en el noroeste de la isla sobre una roca caliza. Su misión es guiar de una manera segura y educativa a través de este paraíso oculto.

Dentro de las actividades que ofrecen, incluyen visita a cuevas, túneles naturales gigantes, rapelling, senderismo, kayak y camping. El camping es su jardín de 14,000 metros cuadrados, y está rodeado de naturaleza y de un pequeño arroyo. La propiedad cuenta con muchos árboles de frutas tropicales y por su ubicación, el lugar ofrece pura relajación en el corazón de la isla. Las zonas comunes cuentan con hamacas, baños completo, electricidad y fogón. El costo para acampar es de $10 por persona.

AventureoPR Campside, en Camuy, cerca del Lago Guajataca.

Vagón beach

Esta área de camping está ubicada en Río Grande a pasos de la playa Las Picúas. Una particularidad es que, al momento de hacer la reservación, separas todo el espacio, por consiguiente, no habrá campistas que no conozcas. El lugar cuenta con baño, electricidad, duchas con y sin techo. Para mantener el distanciamiento social es una excelente alternativa. El costo es de $125 por noche.

Vagon Beach, en Río Grande. (Piccolomondopr.com)

Hacienda Mi Remanso

Localizada en el Municipio Autónomo de Caguas, la finca ofrece un espacio en el que no solo podrás acampar, si no también pescar en el lago, hacer senderismo, jugar billar, cantar karaoke entre otras actividades para el disfrute familiar. El lugar cuenta con una terraza con cocina, baño y duchas. El costo por persona por noche es de $20 por adulto y $10 por niño.

Finca Mi Remanso, en Caguas.

Finca Viernes

La finca está ubicada en el barrio Sabana Grande del pueblo de Utuado, y es un paraíso en contacto con la naturaleza. Cuenta con una vista privilegiada al lago Caonillas y se distingue por ser un espacio de glamping, con casetas que parecen cabañas y cuentan con todo lo necesario para que estés cómodo.

El espacio tiene un área común para barbacoas y baños con agua caliente. Los costos por caseta propia son: Dos personas, $45; Tres a cinco personas, $55, y seis a ocho personas, $65.

Finca Viernes, en el pueblo de Utuado.

Parque Ecológico Monte del Estado

Se encuentra en el Bosque Estatal de Maricao. El parque se distingue por ser un lugar mágico que permite reconectarte con la naturaleza. Al final de las veredas se encuentran dos miradores, Mirador del Guaraguao y el Mirador Falcón de Sierra, en ellos puedes disfrutar de hermosas vistas panorámicas de la costa sur de la Isla.

Una vez allí, tienes la opción de visitar el Bosque de Maricao, la Torre de Observación de Piedra y bajar al pueblo para conocer el vivero de peces y alguna de sus charcas o cascadas. Como parte de sus atracciones y servicios, incluye: sanitarios, piscina, cancha de baloncesto, áreas para fogatas, salón de actividades y estacionamiento.

Se espera que reanude sus operaciones el próximo 1ro de abril de 2021. El costo para casetas pequeñas (9′x9′) de hasta 3 personas es $15.00 por noche; casetas medianas (11′x 11′) de hasta 6 personas, es $30.00 por noche.

Parque Ecológico Monte del Estado, en Maricao. (Suministrada)
💬Ver comentarios