A solo días de que la gobernadora ordenara el uso obligatorio de mascarillas para todo ciudadano, múltiples turistas han sido vistos en áreas de San Juan sin mascarillas, en violación a la más reciente orden ejecutiva. (Ramón "Tonito" Zayas)

Ante la divulgación de videos de turistas tomando el sol en las playas y aglomerados sin mascarillas en áreas públicas, la directora de la Compañía de Turismo, Carla Campos, expresó que “la Policía de Puerto Rico puede y debe intervenir ante violaciones a lo dispuesto en las órdenes ejecutivas administrando las sanciones correspondientes”.

“Si un anfitrión (residente que brinda alojamiento en su hogar a alguien que viaja a la isla del exterior, empleador, gerente de un alquiler a corto plazo u hotelero) observa que un huésped no está cumpliendo con las condiciones impuestas por las órdenes ejecutivas, el anfitrión es responsable de reportarlo al Departamento de Salud llamando al (787) 522-6300 o enviando un correo electrónico a [email protected]”, urgió Campos en declaraciones escritas. “Adicionalmente, el anfitrión puede comunicarse con la Policía de Puerto Rico u orientar a ese huésped sobre sus obligaciones”.

La funcionaria agregó que antes de que los visitantes entren a Puerto Rico tienen a su disposición un portal informativo en español viajaseguro.pr.gov y en inglés travelsafe.pr.gov, donde se informa que el uso de la mascarilla y de mantener el distanciamiento físico son la ley. “Al entrar a la isla todo pasajero juramenta estar de acuerdo con el cumplimiento de los protocolos de seguridad, según ordenados”, aseguró Campos. A pesar de ello, múltiples testimonios, videos y fotos publicados en días recientes han documentado casos de incumplimiento con tales protocolos y directrices.

A su vez, Campos reconoció que la industria turística sí ha estado en cumplimiento y que las restricciones en las actividades de recreación solo se produjeron por el aumento en casos registrados de COVID-19 en la población, no porque este segmento esté fallando: “La evidencia apunta a que los estrictos protocolos de salud y de seguridad requeridos por la Compañía de Turismo han sido efectivos en minimizar el riesgo de contagio”.

Por su parte, Clarisa Jiménez, principal ejecutiva de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico, recalcó en entrevista con El Nuevo Día que “los casos en que (los huéspedes) no quieren cumplir o seguir una instrucción son mínimos” y no han pasado a mayores.

“La gran mayoría de la información que nos ha llegado es que todo el mundo, si tenía la mascarilla la tenía colgando de una oreja, se le dice y la mayoría de la gente se disculpa y se la coloca”, sostuvo.

Cuando la petición no es bien acogida y el incidente escala “si hay que buscar seguridad, se busca seguridad. Puedo asegurar que todos nuestros socios están muy claros de su responsabilidad”, aseguró Jiménez. Recordó también que las hospederías responden no solo al interés de mantener saludables a sus empleados, sino también al de cumplir con las directrices del gobierno y de las marcas y cadenas bajo las cuales operan.

“Obviamente hay una parte de educación. Se está reforzando todo el tiempo con los mismos empleados, con adiestramiento para que los empleados puedan manejar las situaciones. Se ha llevado todo al pie de la letra como se decidió”, manifestó Jiménez.

Por otro lado, la ejecutiva reiteró que la PRHTA está pidiendo a la gobernadora Wanda Vázquez que reconsidere la prohibición al uso de las piscinas y otras instalaciones recreativas en las hospederías, porque son parte de la oferta a los invitados y se estuvieron operando con estrictos controles sin que se registraran brotes.

“Hemos pedido que nos den la oportunidad, de igual forma que lo pedimos con los casinos. Hay protocolos estrictos que nos dan confianza que se puede operar como se estaba haciendo. Entendemos que es necesario para acabar la época de verano, por lo menos en esa área de que es fácil controlarla. Los hoteles están listos. Esto va desde no solo tener personas en el área, velando por el cumplimiento (del porcentaje de ocupación) sino también que se reorganizó cómo estaban ubicadas las sillas y todo”, detalló.