Las mejoras a la terminal de pasajeros del aeropuerto regional Fernando Luis Ribas Dominicci, en Isla grande, incluyeron: reemplazo de puertas y ventanas; nuevo techo interior acústico y pintura interior y exterior.
Las mejoras a la terminal de pasajeros del aeropuerto regional Fernando Luis Ribas Dominicci, en Isla grande, incluyeron: reemplazo de puertas y ventanas; nuevo techo interior acústico y pintura interior y exterior. (suministrada)

Como parte de su programa de mejoras capitales, la Autoridad de los Puertos completó las mejoras a la terminal de pasajeros del aeropuerto regional Fernando Luis Ribas Dominicci, ubicado en el área de Isla Grande, en San Juan, la cual sufrió daños severos durante el paso del huracán María en 2017, anunció hoy el director ejecutivo de Puertos, Joel A. Pizá Batiz.

Pizá Batiz explicó que las mejoras consistieron en la remoción y reemplazo del techo de metal del terminal; rehabilitación de envoltura metálica del edificio; rehabilitación de la envoltura de concreto de las columnas; reemplazo de puertas y ventanas; nuevo techo interior acústico; pintura interior y exterior; iluminación interior y exterior con tecnología LED; mejoras a la fachada, incluyendo un nuevo rotulo arquitectónico para mejor estética; nuevas sillas interiores y banquetas exteriores de material impermeable, duradero y resistente a fuego; adquisición de un sistema de “paging” para comunicar mensajes a los pasajeros; y algunas otras reparaciones misceláneas.

La inversión en las mejoras ascendió a $695,083.31.

“El propósito de esta remodelación era eliminar las filtraciones y otros problemas causados desde el evento atmosférico, que evitaban el óptimo funcionamiento de la instalación”, abundó Pizá Batiz mediante comunicado de prensa.

Según detallara el director ejecutivo de la APPR, Puertos trabajó todo el proceso de definición de daños y estimación de costos con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), con la asistencia de la Oficina Central para la Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, por sus siglas en inglés), para que este proyecto fuese elegible para un 90% de reembolso bajo el programa de “Public Assistance” de FEMA.

La subasta para dicho proyecto se realizó a principios del 2020. Los trabajos, sin embargo, se retrasaron por la pandemia del COVID-19.

Este proyecto se suma a otras mejoras realizadas recientemente a dicho aeropuerto regional, que incluyen trabajos eléctricos y sellado de la pista ($893,389.53) y la repavimentación de la carretera de circulación vehicular frente al terminal (calle Amelia Earhart, $64,000).

En una fase posterior, se estarán remodelando los baños del terminal.

“La APPR continúa optimizando sus instalaciones aéreas, para mejorar el nivel de servicio que brindamos, tanto a los pasajeros, así como también a las líneas aéreas que las utilizan. De esta manera, seguimos aportando al desarrollo económico de Puerto Rico”, concluyó Pizá Batiz luego del tradicional corte de cinta.

Allí estuvieron presentes el subsecretario del Departamento de Estado, Félix Rivera Torres; la secretaria del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Eileen Vélez Vega; la senadora Nitza Morán; el representante Eddie Charbonier y representantes de líneas aéreas y concesionarios, entre otros.

💬Ver comentarios