Lisa Murkowski, presidenta del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado estadounidense, preve un amplio debate en julio sobre un próximo proyecto de estímulo económico federal ante la emergencia del coronavirus. (The Associated Press)

Washington.- La jefatura del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado federal pasó hoy revista a las prioridades de las autoridades de Puerto Rico y los demás territorios de cara al próximo proyecto de estímulo económico que el Congreso puede aprobar en julio.

“Estaremos trabajando en eso”, dijo la presidenta del Comité, la republicana Lisa Murkowski (Alaska), quien requirió el testimonio de los delegados de los territorios, incluida la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, para que “no olvidemos a los territorios”.

Junto al líder de la minoría demócrata, Joe Manchin (Virginia Occidental), Murkowski centró sus preguntas en el acceso a fondos para lidiar con la emergencia en el área de salud, turismo e infraestructura.

Las senadoras María Cantwell (Washignton) y Mazie Hirono (Hawai) también participaron de la audiencia.

En su testimonio, la comisionada González propuso que los municipios de Puerto Rico puedan recibir directamente fondos de asistencia para mitigar la emergencia del coronavirus, sin importar su población y que se incluyan los servicios de los planes Medicare Advantage en los subsidios a los proveedores de la salud.

La comisionada atribuyó los despidos ocurridos en centros de salud en Puerto Rico, en medio de la emergencia, a la falta de subsidio del gobierno federal a los servicios prestados a través de Medicare Advantage, el cual utiliza cerca del 75% de los beneficiarios de Medicare en la Isla.

La comisionada también abogó, entre otras cosas, porque se autorice al gobierno de Puerto Rico a utilizar los fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) que fueron prometidos para mitigar la catástrofe causada por el huracán María – que deberán rondar $20,000 millones-, para atender también los daños causados por los terremotos y las necesidades que genera la pandemia del coronavirus.

“Podemos ayudarle. Eso es una locura”, dijo el senador Manchin, en torno a las limitaciones en el uso de los fondos CDBG-DR, que administra el Departamento de Vivienda federal (HUD), ahora a través de un monitor financiero.

La comisionada solicitó un aumento de 30% en los fondos del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) y una asignación especial de $1,270 millones para asistir con la emergencia del coronavirus.

Al hablar de su proyecto para incentivar la inversión manufacturera por medio de créditos contributivos a empresas que se establecen en jurisdicciones económicamente afligidas, González afirmó que hay una “oportunidad única para traer puestos de trabajo de regreso” a territorio bajo la bandera estadounidense.

González solicitó además que a través del programa Medicaid en Puerto Rico se puedan proveer pruebas de diagnóstico del coronavirus a los que no tienen un plan médico.

Con respecto ala agricultura, la comisionada pidió que los subsidios del programa de asistencia alimentaria incluyan cosechas típicas de Puerto Rico, "como el café, guineos, plátanos, mangó, piña, lechugas, pimientos, batatas, panapén, cacao, cilantro, parcha, recao, ñame, malanga y cúrcuma".

Aunque el liderato del Comité solo invitó a declarar a los delegados de Puerto Rico, Islas Vírgenes, Guam, Samoa americana y las Islas Marianas del Norte – interesados en escuchar propuestas legislativas de cara al próximo proyecto de estímulo económico-, también exhortó a los gobernadores a presentar una ponencia por escrito.

En la ponencia que envió al comité, la gobernadora Wanda Vázquez Garced explicó los pasos que ha tomado su gobierno durante la emergencia del coronavirus.

Pero, la gobernadora también aprovechó para defender dos proyectos demócratas aprobados en la Cámara de Representantes de Estados Unidos que con un impacto de por lo menos $24,000 millones en Puerto Rico - según el análisis de El Nuevo Día-, facilitarían mitigar en la Isla las emergencias causadas por el coronavirus y los terremotos de 2020.

La gobernadora Vázquez Garced destacó los proyectos camerales 6800 y 5687, que han sido frenados por la mayoría republicana del Senado y la Casa Blanca de Donald Trump.

Con respecto al proyecto 6800, conocido como Héroes y aprobado el pasado 15 de mayo en la Cámara baja, Vázquez Garced hizo referencia al apartado de la legislación que propone un fondo de estabilización fiscal de $20,000 millones para Puerto Rico y los demás territorios.

De ese fondo de $20,000 millones para todos los territorios, Puerto Rico – debido a su población-, pudiera recibir la mayor tajada, cerca de $10,650 millones.

El gobierno de Puerto Rico, sin embargo, pudiera obtener por lo menos otros $9,000 millones a través de las propuestas para continuar la asistencia federal semanal de $600 por desempleo, un nuevo cheque federal de por lo menos $1,200 para todo ciudadano y el acceso de la Isla a pleno financiamiento para créditos por ingresos devengados (EITC) y niños dependientes (CTC).

Vázquez Garced, quien se identifica con los republicanos de Estados Unidos y ha desarrollado una relación de trabajo con el coordinador de la Casa Blanca para la Reconstrucción, Peter Brown, renovó además su respaldo al proyecto 5687 que asigna $4,900 millones para mitigar desastres naturales, principalmente los terremotos ocurridos en Puerto Rico.

Esa medida, aprobada en febrero en la Cámara baja federal, también incluye el financiamiento para los créditos CTC y EITC, por los cuales abogó también González sin aludir a los proyectos demócratas.

El pasado 12 de junio, la gobernadora Vázquez Garced envió al presidente Donald Trump un informe sobre los terremotos de 2020 que indica si se quiere reconstruir a base de los más altos estándares, la inversión deberá estar entre los $4,395 millones y $8,369 millones, debido a la “vulnerabilidad de la isla a desastre naturales”.

Si se decidiera reconstruir las áreas dañadas fuera de los más altos estándares, las necesidades provocadas por los terremotos requerirían entre $3,350 millones y $6,580 millones, indica el informe, preparado por el Departamento de Vivienda de Puerto Rico.

Pero, la Casa Blanca ha indicado que el gobierno de Puerto Rico puede recuperarse de los terremotos por medio del fondo para atender desastres de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), por el cual la Isla había recibido, hasta principios de junio, poco más de $600 millones

Los delegados de los territorios – y la senadora Murkowski-, coincidieron en la importancia de tener en cuenta el impacto de la crisis en el turismo, particularmente en la industria de cruceros, y en los puertos, incluso el transporte de carga.

Los controles

Al explicar las medidas de control en sus territorios, los delegados de Samoa, la republicana Amata Coleman Radewagen, y las Islas Marianas del Norte, el demócrata Gregorio Kilili Camacho Sablan, indicaron que sus gobiernos mantuvieron cerrados los aeropuertos para vuelos comerciales.

Mientras, la delegada de las Islas Vírgenes Stacey Plaskett, indicó que el gobierno de su territorio, sin poder controlar el espacio aéreo, cerró los hoteles, lo que, hasta la reciente reapertura de la economía, mantuvo alejado a los no residentes.

En Samoa, con una población de cerca de 200,000 personas, no se conoce de un solo caso de coronavirus. En las Islas Marianas del Norte, con 56,000 habitantes, han confirmado 30 casos positivos – ninguno en la última semana- y dos muertes.

En las Islas Vírgenes, que tiene 106,000 habitantes, los casos corroborados son 84 y las muertes suman seis.

Guam – con cerca de 168,000 habitantes-, ha informado que 247 personas han contagiadas con el COVID-19 y cinco muertes.

Las muertes en Puerto Rico, por su parte, sumaban ayer 153, con 1,683 casos confirmados y otros 5,772 contagios probables.


💬Ver 0 comentarios