De oruga, esta polilla endémica de Asia mide hasta 12 centímetros y no para de comer, lo que la convierte en una plaga de los frutales. (Nevit Dilmen / Wikipedia)

Miami - Las autoridades decomisaron en el aeropuerto de Miami un paquete enviado por correo que contenía 11 orugas “vivas” de una polilla asiática que devoran el follaje de árboles frutales de cítricos y también de guayaba, informó este lunes la que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Precisó que el envío, procedente del Reino Unido, tenía orugas de la polilla del Atlas (Attacus atlas), uno de los insectos más grandes, de hasta 27 centímetros (11 pulgadas) de ancho con las alas extendidas.

Se trata de una “una plaga agrícola grave que se alimenta de forma voraz del follaje de las plantas frutales como los cítricos y la guayaba”, detalló.

“La introducción de estas orugas en nuestro sistema agrícola podría causar daños inconmensurables”, dijo Christopher Maston, director del puerto de entrada de CBP en el Aeropuerto Internacional de Miami.

CBP detalló que el correo fue interceptado el pasado 28 de abril en Miami en camino a su destino final en California.

De oruga, esta polilla endémica de Asia mide hasta 12 centímetros (5 pulgadas) y no para de comer, lo que la convierte en una plaga de los frutales.

Las 11 orugas fueron enviadas a la Estación de Inspección de Plantas de Miami del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) para su identificación.

Por estos días, investigadores y autoridades del estado de Washington se han mostrado preocupados ante la llegada de otro plaga, conocida como “avispa asesina”, por primera vez al país, lo que genera inquietud por su peligrosidad e impacto sobre la fauna local.

El avispón asiático gigante es considerado una especie invasora por su potencial colonizador y por constituir una amenaza grave para las autóctonas, especialmente para las abejas melíferas, a las que ataca mortalmente en el caso de los adultos y devora a las larvas y ejemplares jóvenes.

Maston dijo que el decomiso de las orugas en Miami es parte de un trabajo “crítico” para proteger la industria agrícola nacional al evitar la introducción de plagas nocivas en el país.

CBP señaló que durante el año fiscal 2019, que terminó en septiembre pasado, confiscaron en los puertos de entrada de Estados Unidos casi 118,000 plagas potencialmente peligrosas.


💬Ver 0 comentarios