El precandidato presidencial demócrata y exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg (izquierda), en Des Moines, Iowa; y su rival el senador de Vermont Bernie Sanders, en Sioux City, Iowa. (AP)

Washington — El presidente de Comité Nacional Demócrata exhortó el jueves a realizar de nuevo los sondeos en Iowa luego que problemas técnicos impidieron difundir resultados fidedignos de las asambleas partidistas para escoger al candidato presidencial.

“Ya basta”, declaró en Twitter el líder de esa agrupación Tom Perez, añadiendo que era imperioso “restaurar la confianza del público en los resultados".

Teniendo los resultados del 97% de las jurisdicciones en el sondeo del lunes, estaban casi empatados Pete Buttigieg, exalcalde de South Bend, Indiana y Bernie Sanders, senador por Vermont.

Las fallas técnicas han complicado aun más el inusual proceso de selección del “caucus” de Iowa, obligando a funcionarios del estado a disculparse y suscitando dudas sobre si el estado debe seguir siendo el primero en celebrar las contiendas internas.

La crisis es un episodio embarazoso para los demócratas, que llevaban meses promoviendo el caucus como una oportunidad de depurar sus nutridas filas de precandidatos. En lugar de ello, tras siete debates, gastos por los $1,000 millones y vaivenes políticos, el día esperado llegó y se fue sin un claro puntero.

Iowa es el primer estado que celebra cotejos partidistas internos, dando pie a una temporada de competencias que abarcará los 50 estados de la unión y diversos territorios, hasta el día de la convención partidista nacional en julio.

El problema de la consulta del lunes radicó en un app que los demócratas emplearon para realizar el conteo. El mecanismo fue instalado en los teléfonos celulares apenas poco tiempo antes de las asambleas y nunca fue sometido a pruebas estrictas. Aparte de eso, las líneas telefónicas, que debían ser usadas como mecanismo alterno, estaban obstruidas y varios jefes distritales tuvieron que esperar horas para reportar sus cifras.

La campaña del presidente Donald Trump trató de aprovechar la incertidumbre y provocar más caos, insinuando en Twitter que los demócratas están considerando un recuento porque temen que Sanders esté ganando.

Actualmente el escenario político, sin embargo, se ha trasladado a Nueva Hampshire, que realiza la primera elección primaria demócrata el martes.

El caos ha diluido el impacto político de los “caucus” de Iowa, que generalmente le confieren cierto impulso al ganador entrando en la temporada de competencias internas. Por ahora parece que ese ganador es Sanders o Buttigieg, candidatos cuyas edades están separadas por 40 años de diferencia y que tienen ideologías dispares.

Sanders, es un político de 78 años que se califica de socialdemócrata y que ha influido en la política norteamericana desde hace décadas. Buttigieg, de 38 años y un exfuncionario municipal, representa el ala más moderada del partido y es además el primer candidato abiertamente gay que ha obtenido delegados en un proceso primario.


💬Ver 0 comentarios