(semisquare-x3)
Ricky Martin participó de la parada. (EFE)

Nueva York – Un despliegue de orgullo borincano arropó hoy, domingo, la Quinta Avenida de la Gran Mazana durante la celebración del sexagésimo segundo Desfile Puertorriqueño

El astro boricua Ricky Martin encabezó el evento como Gran Mariscal, rol que utilizó para recalcar la labor de su Fundación en contra del tráfico humano junto a sus esfuerzos por la restauración de la Isla tras el embate de los huracanes Irma y María

Antes de iniciar el recorrido con la comparsa del pueblo de Loíza, el cantante reveló sentirse “feliz y agradecido por poder honrar a Loíza al tiempo que más personas conocen sobre el proyecto de reconstrucción de unos 225 hogares loiceños para este otoño”. 

Por su parte, Lorraine Cortés-Vázquez, ex secretaria del Estado de Nueva York y miembro de la Junta de directores del desfile, explicó que bajo el lema “Un pueblo, muchas voces, la celebración pretende ser única nuevamente; con un espíritu específico al actual contexto”. “Hoy más que nunca somos una patria extendida”, dijo entretanto la Quinta Avenida vibraba al son de música caribeña. 

El activista de la comunidad LGBTTQ Samuel Nemir Olivares agregó que este evento enviará un mensaje de aceptación y rechazo total a la homofobia y al racismo en Puerto Rico. Puesto que este año se cumplen 50 años de la Revuelta de Stonewall en la ciudad de Nueva York, es el momento preciso para educar sobre este trascendental suceso que, contrario a lo que se piensa, no fue solo liderado por hombres blancos homosexuales, reiteró.

Desde mi perspectiva, esta parada no va a tener comparación porque tiene como anfitrión a un hombre homosexual, casado, con niños adoptados (Ricky Martin) más rinde homenaje a líderes de la comunidad LGBTT como lo fue Sylvia Rivera y, actualmente, la actriz MJ Rodríguez. No debemos olvidar que Rivera, junto a su gran amiga y compañera activista Marsha Johnson, fue una de las fundadoras de STAR (Street Transvestite Action Revolutionaries), una organización comprometida a ayudar a personas homosexuales sin hogar y jóvenes de color informes con la norma”, destacó Nemir Oliveras, quien como proyecto final de su maestría crea el documental “Stonewall With a T (de transgénero)”. 

Por otro lado, la cultura y tradición loiceñas tuvieron su papel protagónico durante el evento. El actor Modesto Lacén fue el representante del municipio al que se le dedicó el desfile este año.

Diversidad de grupos isleños y locales demostraron todos sus colores y ‘tumbao’. Entre estos el Junte Loiceño en Nueva York y Danza Fiesta. 

De Loíza también se honró al artesano y creador de máscaras de vejigantes, Raúl Ayala; al pintor y escultor, Samuel Lind Hernández; al artista visual, Daniel Lind Ramos; y al músico, arreglista y trombonista William Cepeda. 

Presente la Iglesia

Al llegar a la calle 50, intersección con la Quinta Avenida, se veía una inmensa monoestrellada colgando de la catedral católica de San Patricio, donde en las afueras se encontraba el reverendo monseñor Robert T. Ritchie. Este exclamó una y otra vez “qué bonita bandera” y los presentes le hicieron coro eufóricamente. 

Justo allí también se ubicaba la pastora de la Iglesia del Santuario de Alabanza Internacional del Ministerio de Salud y Bienestar para el Amor Vivo, Antionettea Etienne, una de las pioneras en educación y prevención sobre las enfermedades de transmisión sexual en Manhattan. La mujer indicó que lleva 31 años “trabajando para salvar la vida de la gente latina”.

“La tasa de diagnósticos nuevos de VIH entre los latinos es mayor que la tasa de todos los neoyorquinos”, añadió mientras entregó profilácticos a todos en su entorno. 

Ausente Bill de Blasio

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, no fue parte de la parada porque se encuentra en el estado de Iowa haciendo campaña al Partido Demócrata para las elecciones del próximo año.

Sin embargo, el gobernador Andrew Cuomo sí participó y destacó nuevos esfuerzos de su administración en pro de Puerto Rico. 

“Mientras que el gobierno federal olvidó un hecho importante -que los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses- el estado de Nueva York ha dicho desde primer día que va a estar conPuerto Rico en cada paso del camino”, sostuvo.

El gobernador reveló que otros 300 estudiantes de SUNY y CUNY irán a Puerto Rico este verano para ayudar a reconstruir, y que tiene planes de crear un monumento conmemorativo sobre las víctimas del huracán.

Disidencia

Aunque fueron miles los que ondearon la colorida bandera puertorriqueña, cientos optaron por utilizar la exposición del evento como un llamado a la descolonización. 

Benjamín Ramos, portavoz del Frente Independentista Boricua, dijo “estamos marchando para que podamos educar a nuestro pueblo, movilizarlos e inspirarlos para que ayuden a luchar por un futuro equitativo para nuestra nación, un futuro libre del reinado colonial político de Estados Unidos y uno donde el puertorriqueño personas deciden su propio destino político y económico”. 

Pese a la diversidad de percepciones y motivos de lucha, hoy quedó claro que el vigor puertorriqueño no cesa y que el pueblo seguirá escalando peldaños en todo ámbito. 

Como dijo el historiador Félix Matos, primer rector puertorriqueño del sistema de universidades CUNY, “de la diáspora y de Puerto Rico vienen a decir presente. Si uno tiene la oportunidad de marchar por la Quinta Avenida y decirle al mundo que es boricua, es la experiencia más maravillosa del mundo”.


💬Ver 0 comentarios