El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (AP)

Donald Trump dijo que aprendió de un presidente caído de Estados Unidos a no despedir a los que investigan posibles irregularidades, un día después de que el Departamento de Justicia dijera que quería retirar los cargos contra su exasesor, Michael Flynn.

“Aprendí mucho de Richard Nixon. No destituya a la gente”, dijo Trump en una entrevista de una hora con Fox News el viernes por la mañana. “Aprendí mucho. Estudio historia”.

La decisión del Departamento de Justicia del jueves de retirar los cargos contra el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn por mentir a los agentes del FBI se produjo tras semanas de demandas de Trump y sus aliados para que se reparase lo que el presidente a menudo llama un “engaño” demócrata y una “caza de brujas” con la intención de asfixiar su Administración.

Trump, cuya frase eslogan en su programa de televisión fue "Estás despedido", dijo el viernes que se abstuvo de destituir a muchos cargos de la Justicia que investigaban la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y la posible participación de su campaña. La excepción, dijo, fue la destitución del exdirector del FBI, James Comey.

Trump dijo que había algunas diferencias entre él y Nixon, quien renunció a la presidencia antes de ser destituido en 1974.

“Por supuesto, había una diferencia, una gran diferencia”, dijo Trump. “En primer lugar, puede que fuera culpable. Y en segundo, tenía cintas por todas partes. No fui culpable. No hice nada malo. Y no había grabaciones”.

El presidente añadió que deseaba que hubiera grabaciones.


💬Ver 0 comentarios