El presidente Donald Trump camina por la Casa Blanca de anunciar la reapertura del gobierno el viernes 25 de enero de 2019, en Washington. (AP) (semisquare-x3)
El presidente Donald Trump camina por la Casa Blanca de anunciar la reapertura del gobierno el viernes 25 de enero de 2019, en Washington. (AP)

Washington - El presidente Donald Trump expresó dudas de que el Congreso llegue a un acuerdo sobre seguridad fronteriza que él pueda aceptar, abriendo la posibilidad de iniciar otro cierre del gobierno.

Las probabilidades son menos de 50-50”, afirmó el mandatario en momentos en que cientos de empleados del gobierno federal regresaban a sus empleos tras un cese de actividades provocado por la negativa de Trump a firmar un presupuesto que no contenga fondos para la construcción de un muro en la frontera con México.

En una entrevista con The Wall Street Journal, Trump dijo que construirá el muro a como dé lugar, así tenga que declarar una emergencia nacional.

Personalmente creo que las probabilidades son menos de 50-50, pero hay gente muy buena en esa junta”, expresó el gobernante en referencia a una comisión conformada por legisladores de ambos partidos que está tratando de llegar a un consenso en el tema.

El enfrentamiento entre el presidente y los demócratas en el Capitolio dista mucho de haber concluido, y no hay tiempo que perder. El proyecto de gastos que el ejecutivo firmó el viernes contempla la reapertura del sector público solo hasta el 15 de febrero.

No se sabe si los demócratas cambiarán de posición. Trump el fin de semana parecía estar listo para la batalla, con un torrente de tuits alusivos a una futura pelea con los legisladores. "¡SI LA PARED SE CONSTRUYE LA DELINCUENCIA DISMINUYE!” escribió Trump.

¿Está Trump realmente dispuesto a causar otro cierre de gobierno dentro de tres semanas?

"Sí, en realidad creo que lo está”, dijo el jefe de despacho interino de la Casa Blanca Mick Mulvaney. "Él no quiere causar un cierre del gobierno, hay que estar claros en eso. Él no quiere declarar la emergencia nacional”, pero “al final de cuentas el presidente está comprometido con la defensa de la nación y lo hará, con o sin el Congreso”.

El punto de discordia es la exigencia de Trump de que el Congreso le otorgue 5.700 millones de dólares para construir un muro en la frontera con México, una idea que los demócratas consideran anticuada, ineficaz y basada en conceptos racistas.

Cuando se le preguntó a Trump si estará dispuesto a aceptar menos de esa cifra para construir el muro, contestó:“Lo dudo, tengo que hacerlo bien”.


💬Ver 0 comentarios