Luis Arriaga y otro puertorriqueños enfrentan, a su manera, la incertidumbre y la amenaza del huracán que azotó a Bahamas.

El centro del huracán Dorian se mueve este miércoles en dirección noroeste en paralelo a la costa de Florida con vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora e intensas lluvias, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. 

Los vientos huracanados se sienten a una distancia de 60 millas desde el centro de Dorian.

A las 8:00 a.m., este huracán actualmente de categoría 2, que tocó tierra en Bahamas el pasado domingo con categoría 5, la máxima, se encontraba a unas 95 millas al este-noreste de Daytona Beach y a 135 millas al este-sureste de Jacksonville, ambas en Florida.

Se desplazaba a 8 millas por hora en dirección noroeste, pero esta misma mañana se prevé que tome rumbo noroeste y más tarde vire al norte.

El NHC pronostica para el jueves por la mañana un nuevo viraje hacia el nordeste peligrosamente cerca de las costas de Florida y Georgia y que en el transcurso del jueves al viernes Dorian pase cerca o sobre territorio de Carolina del Sur y del Norte.

Los cuatro estados se encuentran en estado de emergencia por Dorian, que devastó las islas Ábaco y Gran Bahama, en el archipiélago atlántico de las Bahamas, y pese a haber bajado de categoría sigue siendo peligroso, de acuerdo con el NHC.

Se espera un debilitamiento de Dorian dentro de los próximos dos días.

El centro meteorológico con sede en Miami ha emitido avisos de distintas clases para una amplia zona del litoral este de Estados Unidos, desde Florida hasta Virginia.

Inundaciones, tanto por las lluvias como por la subida del mar en algunos puntos, fuertes vientos y tornados pueden producirse como consecuencia del paso de este huracán, que no es el único motivo de preocupación en la cuenca atlántica.

Las tormentas tropicales Ferdinan, en el Golfo de México, y Gabrielle, en medio del Atlántico, han entrado en escena.

Fernand está produciendo intensas lluvias y vientos racheados en la parte nororiental de México y en el valle de Río Grande, Texas, pero se espera que se disipe el jueves.

Gabrielle se formó en las últimas horas en aguas abiertas del océano Atlántico y está localizadas a 680 millas al oeste-noroeste de las islas de Cabo Verde.

Se mueve a 10 millas por hora hacia el noroeste con vientos máximos de 40 millas por hora sin amenazar por ahora a territorio alguno.

El NHC pronostica un fortalecimiento leve dentro de las próximas 48 horas


💬Ver 0 comentarios