El nominado a juez de la Corta Suprema, Brett Kavanaugh, podría ser confirmado esta fin de semana. (AP) (semisquare-x3)
El nominado a juez de la Corta Suprema, Brett Kavanaugh, podría ser confirmado esta fin de semana. (AP)

Washington - El jefe del Comité Judicial del Senado, el republicano Chuck Grassley, aseguró hoy que el FBI no ha encontrado indicios de supuestos abusos cometidos por el nominado para el Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, tras leer el informe redactado por esta agencia.

"No hay nada que no supiésemos ya. Estas acusaciones no corroboradas han sido inequívocas y repetidamente rechazadas por el juez Kavanaugh, y ni el Comité Judicial ni el FBI pudieron localizar alguna tercera parte que pudiera confirmar alguna de las alegaciones. (...) Esta investigación no encontró indicios de mala conducta", expresó Grassley en un comunicado.

El documento en cuestión es producto de las pesquisas realizadas desde el pasado viernes por el FBI, a quien la Casa Blanca encomendó estas averiguaciones después de que influyentes senadores presionaran para que se llevase a cabo.

Más allá de que Kavanaugh hubiera cometido o no alguno de los abusos de los que ha sido acusado, también se espera que el informe pueda aportar luz sobre si el juez mintió o no ante el Comité Judicial de Senado durante su testimonio el jueves pasado.

Tras conocer el informe, al que los senadores tuvieron acceso esta misma mañana, Grassley pidió el voto que confirme al magistrado como juez del Supremo.

"Es momento para un voto. Votaré para confirmar al juez Kavanaugh", enfatizó el legislador.

Los republicanos del Senado han asegurado que la votación para confirmar o no a Kavanaugh, que fue nominado por el presidente, Donald Trump, tendrá lugar esta semana.

La debilidad de los conservadores en la Cámara Alta, con 51 de cien escaños, implica que no puedan permitirse que casi ninguno de sus legisladores se ausente o vote en contra, ya que necesitan al menos medio centenar.

Kavanaugh ha sido acusado públicamente por tres mujeres de abusos sexuales, entre ellas Christine Blasey Ford, quien acudió hace una semana a contar su versión en una audiencia pública ante el Senado sobre unos hechos que supuestamente tuvieron lugar en una fiesta en 1982.

El propio Trump, que se mofó de Ford en los últimos días, volvió a cargar hoy contra la oposición demócrata: "Si hiciésemos 100 (investigaciones del FBI), aún no sería suficientemente bueno para los Demócratas Obstruccionistas", dijo en Twitter este jueves.


💬Ver 0 comentarios