Mike Pence es una visita sin mascarilla en la clínica Mayo.

Minneapolis, Minnesota - El vicepresidente Mike Pence decidió no usar mascarilla el martes durante una visita a la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, una aparente violación de la política del centro de renombre mundial que las requiere.

Los videos mostraron que Pence no llevaba mascarilla cuando saludó a un empleado de Mayo que había superado el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, y estaba donando sangre, aunque todos los demás en la sala perecían llevar una. Tampoco se cubrió al visitar un laboratorio en el que el centro realiza pruebas del virus.

Pence también parecía ser el único asistente sin barbijo durante una mesa redonda donde se discutieron las pruebas de coronavirus y los programas de investigación que lleva a cabo la clínica. Los demás participantes sí lo hicieron, incluyendo el jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos, Stephen Hahn; los responsables del centro; el gobernador, Tim Walz, y el representante Jim Hagedorn.

Mayo tuiteó que había informado al vicepresidente de su política de mascarillas antes de su visita, pero el mensaje fue eliminado más tarde de la red social. La dirección de la clínica no respondió directamente a una petición de comentarios sobre la retirada del tuit o a petición de quién se hizo.

“Mayo compartió la política de mascarillas con la oficina del vicepresidente", dijo el centro en su respuesta.

Pence explicó su decisión destacando que se somete a controles frecuentes.

“Como vicepresidente de Estados Unidos, paso pruebas de detección del coronavirus de forma regular, y todo el mundo a mi alrededor se somete a las pruebas", apuntó Pence señalando que sigue los lineamientos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que indican que las mascarillas son buenas para evitar que quienes estén contagiados propaguen el virus.

“Y dado que no tengo el coronavirus, pensé que sería una buena oportunidad para mi estar aquí, poder hablar con estos investigadores, este increíble personal médico, y mirarles a los ojos y decir ‘gracias’".

Pence no es el único en la Casa Blanca que se ha mostrado reacio a las mascarillas. Cuando el presidente Donald Trump anunció las nuevas normas federales que recomendaban que los estadounidenses se cubran el rostro en público, de inmediato dijo que él no tenía intención de acatar la recomendación diciendo “yo elijo no hacerlo”.


💬Ver 0 comentarios