Los enfermeros en cuarentena son empleados de Nuvance Health. (AP)

Nueva York - Unas 200 enfermeros, que trabajan para una empresa interestatal que administra hospitales en Nueva York y Connecticut, fueron apartados de sus empleos por potencial exposición al coronavirus y no regresarán a sus labores hasta tanto se realicen las pruebas que determinen si están o no infectados.

Los empleados estarán en descanso en sus hogares hasta que se puedan hacer las pruebas del COVID-19.

De acuerdo con señalamientos del gobernador demócrata de Connecticut, George Lamont, a MSNBC, son empleados de Nuvance Health, una empresa que se compone de siete hospitales en Connecticut y el Valle del Hudson en Nueva York.

Entre los hospitales figura el de Danbury, en Connecticut, donde recibe tratamiento el primer paciente con coronavirus en este estado.

Lamont destacó que esta situación demuestra que la demanda por las pruebas está en aumento, pero el estado "pierde cada día enfermeros que tienen que dejar de trabajar por un período de tiempo. Las pruebas no obstante son una prioridad".

Desde el pasado lunes, otros 27 residentes de Connecticut se han contagiado con el virus elevando la cifra en este estado a 68 casos.


💬Ver 0 comentarios