El anuncio se produce en momentos en que Estados Unidos reduce su presencia militar en Afganistán. (EFE)

Washington - Estados Unidos suspendió temporalmente su desplazamiento de nuevos soldados a Afganistán y puso en cuarentena a 1,500 militares y civiles recién llegados al país asiático para protegerlos del brote de coronavirus, informó hoy, jueves, el máximo comandante de las fuerzas estadounidenses allí.

Los soldados que ya están en el país pudieran ver prolongadas sus estancias, de manera que las misiones ya iniciadas puedan continuar.

El anuncio se produce en momentos en que Estados Unidos reduce su presencia militar en Afganistán, como parte de un acuerdo de paz firmado, el mes pasado, con el Talibán.

En un tuit, el general de ejército estadounidense, Scott Miller, dijo que las fuerzas armadas han iniciado nuevos procedimientos para examinar a los soldados que arriban a Afganistán. Unos 1,500 militares, civiles y contratistas que han llegado a Afganistán desde varios países en la última semana están viviendo en instalaciones de verificación médica.

Miller dijo que la mayoría son nuevos despliegues o personas que regresan de licencia y que todos están siendo mantenidos en cuarentena “como medida de cautela, no porque estén enfermos”. Añadió que la coalición encabezada por Estados Unidos está limitando, además, el acceso a bases y personal críticos.

Hasta el momento, 21 miembros de la coalición que mostraron síntomas similares a los de influenza están aislados y recibiendo tratamiento. Ninguno ha dado positivo para el coronavirus.


💬Ver 0 comentarios